Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seis de cada diez médicos de Atención Primaria desconocen cómo actúa la vacuna del papiloma humano

"El virus del papiloma humano es la infección de transmisión sexual más frecuente. La probabilidad de entrar en contacto con él es mayor del 28% en población joven", asegura un experto

Agencias

Whatsapp
Pantalla de ordenador del CAP de Sant Salvador

Pantalla de ordenador del CAP de Sant Salvador

El calendario vacunal se cumple con una eficiencia cercana al cien por cien en la vacunas más habituales y cuando los menores tiene una corta edad. Por ejemplo, se calcula que solo hay un 5% de los niños que no constan como vacunados, bien porque sus padres consideran que no es necesario que sus hijos tengan este tipo de protecciones contra el sarampión, varicela o la difteria o bien porque no hay datos. Pero cuando los pequeños van creciendo, el cumplimento de las dosis de recuerdo no se cumplen con la misma eficacia.

En esta última categoría se sitúa la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), el mayor factor de riesgo para desarrollar cáncer de cuello de útero cuya prevalencia va bajando de la primera, que se coloca a los 11-12 años, a la tercera dosis, sobre los 14 años. La cobertura de esta linfa en la última dosis es del 77,3%, según datos de 2008, el primer año en que se aplicó por primera vez. Este descenso tan brusco en comparación con otras vacunas ha sido analizado por científicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el hospital 12 de Octubre, que ha cuestionado a profesionales de la Atención Primaria.

Y las respuestas han sorprendido a los investigadores, que han publicado sus resultados en Infectious agents and cancer. De los médicos de familia, pediatras y personal de enfermería encuestados con cuestionarios anónimos, seis de cada diez galenos (el 57,3%) no conocían los agentes infecciosos contra los que luchan las vacunas (actualmente dos Gardasil y Cervarix). "Faltan seminarios dirigidos a los profesionales de atención primaria y falta interés por parte de estos profesionales sobre el tema, al considerarlo secundario", apunta Jesús S. Jiménez, jefe de la Sección de Oncología Ginecológica del hospital 12 de Octubre, profesor de la facultad de Medicina de la UCM y autor principal del estudio.

El 65,45% de los encuestados sí sabía que la vacuna disminuía la incidencia del cáncer de cuello de útero, frente al 17,6% que lo desconocía. Sin embargo, entre el 68% y el 80% no conocían que el virus estaba relacionado con otros tipos de cáncer. En cuanto a las edades recomendadas de prescripción de la vacuna, el 80% respondió incorrectamente.

En cuanto a los pacientes, las mujeres que preguntaron sobre el VPH (la vacuna también se recomienda a chicas menores de 26 años, hayan mantenido o no relaciones sexuales) no llega ni al 25%. Esta falta de interés de las pacientes también podría influir en que médicos y enfermeros desconozcan cómo actúa la vacuna y las posturas contrarias en muchos lugares. "La campaña de información mediática hace más hincapié en el sensacionalismo de casos de dudosa eficacia, o en hipotéticas complicaciones, que en las ventajas poblacionales de la misma", denuncia Jiménez.

"El virus del papiloma humano es la infección de transmisión sexual más frecuente. La probabilidad de entrar en contacto con él es mayor del 28% en población joven", recuerda el experto. Respecto a los efectos adversos graves que se achacan a la vacuna, el ginecólogo se muestra tajante: "Los efectos secundarios demostrados asociados a la vacuna son de carácter leve, fundamentalmente relacionados con el lugar de la inoculación. Los efectos secundarios graves que se han intentado atribuir a la vacuna no han sido demostrados con una relación de causalidad".

Las encuestas se llevaron a cabo entre octubre y diciembre de 2013. El 65,2% de los participantes fueron mujeres, con una edad media de 46 años. Los cuestionarios fueron anónimos e incluían 24 preguntas, algunas con respuestas abiertas y otras, para elegir entre diferentes opciones.

Temas

  • SALUD

Comentarios

Lea También