Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Ser del Ecce Homo es una forma de hacer tarragonismo"

Elvira Ferrando és Presidenta de la Germandat del Sant Ecce-Homo

Xavier Fernández

Whatsapp
´No entiendo la Setmana Santa con ego´, dice Ferrando. FOTO: pere ferré

´No entiendo la Setmana Santa con ego´, dice Ferrando. FOTO: pere ferré

La principal novedad de este año en el Ecce Homo, según su presidenta, Elvira Ferrando, es el 25 aniversario de llevar el paso a hombros. Afinales de año, la banda de la entidad irá a la Sagrada Familia, en Barcelona, a tocar.

– Desde que empezó a poder salir en la procesión no se ha perdido ni una.

– Han sido 36 ó 37 años ininterrumpidamente. He salido incluso estando embarazada.

– Es usted una de las tres mujeres que preside una congregación mixta.

– Nunca le he dado importancia. Ser mujer no implica hacer nada ni mejor ni peor. Fui presidenta por tener la confianza de los cofrades, no por ser mujer. Hay que normalizar.

– ¿Qué significa para usted el Ecce Homo?

– Ha estado siempre presente en mi vida y en la de mi esposo, cuando éramos novios, cuando nos casamos –somos los socios 40 y 41, tenemos 400–, hemos visto crecer la Germandat, como nuestros hijos se involucraban...

– La tradición sigue.

– La Germandat es una mezcla de fe, tradición, tarragonismo, de fer ciutat, de ayudar a que la Setmana Santa sea más grande. Es un proyecto común, más allá de cada una de las personas.

– ¿No le resulta repetitiva la Setmana Santa, año tras año?

– Cada año la vives de un modo diferente, según cómo te sientas, lo que veas, si te falta alguien... Es muy bonito.

– Explíqueme alguno de esos momentos tan bonitos.

– Salir al lado de mi marido que era portante-gancho y ver la oscilación del paso. Ir de la mano de mis hijos. Y cuando levantamos por primera vez el paso a hombros. Fue un momento impresionante.

– Ese testimonio se repite entre numerosos cofrades: la importancia de pasar de llevar el paso sobre ruedas a cargarlo a espaldas.

– Ver como el paso oscila es realmente emocionante, seas o no creyente. Cuando ves a un grupo de veinte personas haciendo un esfuerzo común emociona. Es como si la figura andase. Es algo íntimo.

– Usted tiene un lema que suele repetir.

– ‘Todos somos Germandat. Todos somos Ecce Homo’. No hay nadie más importante que otro. Ni la presidenta, ni la Junta, ni la banda, ni el portante... Todos tienen claro ese concepto de unidad.

– ¿No cree que hay mucho ego en la Setmana Santa?

– No entiendo la Setmana Santa con ego. Va en contra de su esencia. Estamos para llevar un proyecto en común. Para mí es un ejemplo de voluntariado increíble y una lección.

– ¿Una lección de...?

– Supone una lección a todos, pero especialmente a los jóvenes, de hacer cosas en común, para los demás, altruistamente. De estar donde hay que estar. Muchos jóvenes preferirían irse a esquiar o salir con los amigos pero se quedan a ayudar de forma voluntaria.

Temas

  • CULTURA

Comentarios

Lea También