Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sólidos resultados financieros del Grupo Audi durante el primer trimestre de 2016

Los resultados del primer trimestre, influenciados por los efectos del tipo de cambio, las elevadas inversiones previas y los gastos destinados a partidas especiales.

Redacción

Whatsapp

Axel Strotbek, responsable financiero: “en un trimestre exigente, hemos logrado un retorno operativo sobre las ventas dentro del margen de nuestro objetivo estratégico”.

Audi mantendrá su alto nivel de inversiones en nuevos productos, tecnologías y estructuras de producción.

El Grupo Audi ha cerrado el primer trimestre de 2016 con unos excelentes resultados, a pesar de las difíciles condiciones del mercado. En los tres primeros meses del año la facturación ha alcanzado los 14.511 millones de euros. El beneficio operativo en este período asciende a 1.202 millones de euros, e incluye partidas negativas para gastos especiales que totalizan 100 millones de euros. A pesar de las partidas especiales, el retorno operativo sobre las ventas es de un 8,3 por ciento, dentro del objetivo estratégico establecido en un margen de entre el 8 y el 10 por ciento.

De enero a marzo, el fabricante Premium ha entregado 455.754 vehículos de la marca Audi a sus clientes, lo que supone un cuatro por ciento más que en el primer trimestre del año pasado (Q1 2015: 438.171). La facturación alcanzó los 14.511 millones de euros, un uno por ciento inferior al mismo período de año anterior (Q1 2015: 14.651 millones de euros), debido principalmente a los efectos desfavorables del tipo de cambio y a la fuerte competencia en algunos mercados.

El beneficio operativo de 1.202 millones de euros (Q1 2015: 1.422 millones de euros) incluye partidas negativas relacionadas con los airbags Takata potencialmente defectuosos. Audi está cooperando con la Administración Nacional para la Seguridad del Tráfico en Carretera (NHTSA) con el fin de aclarar qué modelos Audi deberían ser incluidos en la llamada a revisión en los Estados Unidos. Audi ha previsto 100 millones de euros para esta eventualidad durante el primer trimestre del año. Excluyendo las partidas especiales, el Grupo Audi alcanzó un beneficio operativo de 1.302 millones de euros (Q1 2015: 1.422 millones de euros) con un retorno operativo sobre las ventas del 9 por ciento (Q1 2015: 9,7 por ciento).

“A pesar de los movimientos del tipo de cambio y de las partidas especiales, el beneficio operativo también refleja nuestro elevado nivel de inversiones”, comenta Axel Strotbek, Miembro del Consejo de Dirección para Finanzas e IT de AUDI AG. “No obstante, nuestro retorno operativo sobre las ventas se mantiene dentro de nuestro objetivo estratégico de entre el ocho y el 10 por ciento”. Este año, Audi establece el curso de su futuro en muchos campos importantes: con el Audi Q2, la marca lanza un modelo completamente nuevo; por otra parte, se está poniendo en marcha la nueva factoría en México y también se están lanzando los exitosos Audi A4 y Q7 en importantes mercados. El Grupo Audi tiene previstas unas inversiones de más de 3.000 millones de euros para este año.

El beneficio antes de impuestos del Grupo Audi durante el primer trimestre de 2016 asciende a 959 millones de euros (Q1 2015: 1.497 millones de euros) y el retorno sobre las ventas antes de impuestos es del 6,6 por ciento (Q1 2015: 10,2 por ciento). La variación con respecto al año anterior se debe principalmente a los efectos relacionados con el mercado de transacciones de divisas.

El Grupo Audi mantiene sus objetivos para el presente ejercicio. Durante 2016 se prevé un aumento moderado de las matriculaciones de sus vehículos. Dependiendo de las condiciones económicas y de la evolución de los tipos de cambio, el fabricante Premium también espera un crecimiento moderado de la facturación. Audi anticipa que se mantendrá la fuerte competencia en algunos mercados clave. Otro factor es el cambio tecnológico que está experimentando la industria del automóvil hacia conceptos de propulsión alternativa y el aumento de la digitalización. En cualquier caso, Audi mantiene como objetivo una vez más un retorno operativo sobre las ventas dentro de su banda estratégica con un margen entre el ocho y el diez por ciento.

“Nos aseguraremos de conseguir nuestros objetivos de rentabilidad a través de una gestión coherente de los costes. Esto nos proporcionará el escenario financiero necesario para seguir con nuestro camino de inversiones e innovación”, declara Strotbek. Con la próxima generación del A8, Audi pondrá en el mercado por primera vez la conducción pilotada. Y en 2018 la marca lanzará su primer vehículo completamente eléctrico de producción en serie.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También