Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Tarragona exporta talento artístico a Barcelona

Cuatro artistas de la provincia conquistan la Ciudad Condal con 'De carenes al cel'

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Foto: Obsekené

Foto: Obsekené

Albert Boronat es de El Vendrell y es licenciado en Filosofía. Judith Pujol es de La Secuita y tiene la carrera de Historia del Arte. Ambos se dedican al teatro. Se especializaron en Dirección escénica y dramaturgia en el Institut de Teatre de Barcelona. Su reto más cercano es conquistar la Sala Becket de Poblenou, en la Ciudad Condal, durante las tres próximas semanas (hasta el 5 de febrero). Es el tiempo que estará en cartel la obra que han escrito conjuntamente: De carenes al cel.

Para sorprender al público cuentan con la ayuda de otros dos artistas de la provincia de Tarragona: la reusense Alba Sotorra, que se encarga de las videoproyecciones, y el músico Marcel Bagés, de Flix, autor de las composiciones. Talento al servicio de la compañía teatral Obskené, cofundada por Pujol. No estarán solos: el reparto lo completan una actriz y un multiinstrumentista barceloneses y un percusionista de Bagdad (Irak) especialista en ritmos orientales.

La dramaturgia gira alrededor de materiales y experiencias de los propios intérpretes y su relación con el Mediterráneo. El resultado es un artefacto compuesto por texto, proyecciones y música en directo, que propone un punto de encuentro entre la tradición y la contemporaneidad. Plantea nuevas reflexiones sobre nuestra realidad y vinculación con temas universales como la historia, el género o la muerte.

Anar de carenes al cel es una expresión marítima catalana para designar la navegación con la cresta o quilla (volumen sumergido del buque) hacia arriba. El mar se muestra como algo inalcanzable. «Podemos sentarnos durante horas y horas en la orilla y observarlo con atención al final de cada ola esperando que la siguiente nos traiga una respuesta. Este espectáculo apuesta precisamente porque cada una de nuestras miradas sobre este abismo sea en sí misma una posible respuesta», explican sus creadores.

La obra es una polifonía teatral en la que intervienen una actriz, un videodj y tres músicos. Una sirena contemporánea invita a beber vino y celebrar la fiesta del teatro, el ritual y la colectividad, mientras transcurren las historias reales de la documentalista Alba Sotorra y su experiencia con las guerrilleras kurdas en Siria; la mirada como emigrante del músico iraquí Riadh Adhmed o la aproximación al cercano Oriente del músico Alexandre Guitart.

«Teatro, documental y música dialogan sobre la mejor forma artística para alcanzar el mar y dar forma a tanta atracción, ancestralidad, vida, muerte, violencia, rechazo y miedo. Un encuentro entre la artesanía artística y la tecnología, que traslada las preocupaciones locales a un dispositivo escénico global», concluyen.

Temas

  • NALTROS

Lea También