Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¡Tengamos la fiesta en paz!

Comentarios sexuales indeseados, acorralamientos, manoseos... No son ‘el precio a pagar’ por ir de fiesta y los ayuntamientos comienzan a poner coto

Norian Muñoz

Whatsapp
En Tarragona el plan arrancó en las fiestas de Santa Tecla. foto: pere ferré

En Tarragona el plan arrancó en las fiestas de Santa Tecla. foto: pere ferré

«Que te toquen el culo en un concierto con la excusa de estar apretados», «que venga con insistencias el baboso de turno», «que no puedas ponerte la ropa que quieres por miedo a los comentarios, a que te acosen», «que te acorralen si te quedas sola bailando en la pista», «que te persigan de vuelta a casa»... Son todas conductas sexistas que se repiten en las noches de ocio y, en especial, durante las fiestas populares

Francis Montero y Luis Romero, fundadores del Komando Nits Q, un colectivo tarraconense que realiza actividades educativas y de salud en los espacios de ocio nocturno de la ciudad, han escuchado más de una frase de este tipo. Con todo, lo que más les sorprende, cuentan, es que quienes han sido víctimas de esas actitudes ni siquiera sabían identificarlas; mucho menos lo hacían los agresores. Para la mayoría eran, simplemente, el precio a pagar por ir de fiesta.
Justamente dar visibilidad a esas conductas de acoso sexual de baja intensidad  durante el ocio nocturno es una de las intenciones de la campaña Respecta’m que lanzó el Ayuntamiento de Tarragona el año pasado coincidiendo con las fiestas. 

Pulseras, marquesinas, anuncios en los autobuses públicos, mensajes en los accesos a los sitios emblemáticos de las fiestas, promoción en las redes sociales... «La acogida fue muy buena y propició que la gente comenzara a hablar del tema, que se abriera el debate», explica Montero. 
Durante las fiestas del año pasado también se puso en marcha un teléfono de WhatsApp que se volverá a activar este año, así  como la red Dades de Nit. Gracias a esta iniciativa todos los sucesos que ocurren en las fiestas (también relacionados con el abuso de drogas y otros incidentes) atendidos por los cuerpos de seguridad o por los servicios de salud, se centralizan en una base de datos en la Guàrdia Urbana. Centralizar esta información permitirá tener un panorama más claro de los incidentes que ocurren en las fiestas y mejorar las medidas preventivas.

‘Hay que descartar la idea de que si no hay violación no pasa nada’

Este año la idea es, durante los días de las fiestas de Santa Tecla, colocar una carpa informativa de Respecta’m  que funcionará durante el día. Por la noche, los miembros del Komando Nits Q ofrecerán información en los puntos neurálgicos de la fiesta. Además, desde el punto de vista práctico, los miembros de la Guàrdia Urbana han recibido formación específica para atender a quienes hayan sufrido una agresión de este tipo.

Espacios protegidos en Reus

«Quiero como quiero y a quien quiero... Si digo sí, elijamos dónde; si digo no, buenas noches». Así de ilustrativo es el lema que ha elegido el Ayuntamiento de Reus para la campaña con la que ha querido dar a conocer su protocolo contra las agresiones sexistas en las fiestas populares. 

Explica la concejal de Participació, Ciutadania i Transparència, Montserrat Flores, que el año pasado en las fiestas de Sant Pere ya puso en marcha una campaña de sensibilización y este el primer año en que cuentan con un protocolo en el que han participado activamente un buen número de entidades de la ciudad.

Comenta que el reto es «desterrar la idea de que si no hay violaciones (como en Sanfermines) no pasa nada, porque estas actitudes son sólo la punta del iceberg». Que también se vea que intimidar, burlarse, acorralar, perseguir... son conductas inadmisibles.

Tarragona, Reus y Valls tienen un protocolo, Deltebre trabajará en uno

En el caso de que alguien sufra una de estas conductas o de que sea testigo de una de ellas, en los espacios donde se celebran las fiestas habrá señalizado un ‘Punt Violeta’, un espacio tranquilo para atender a las víctimas. Todos los responsables de las actividades recibirán información sobre cómo actuar, cómo acompañar a la víctima y cómo hablar con la persona agresiva y llamar, si hace falta, a la Guàrdia Urbana. También se encargarán de recoger los datos de posibles incidentes y consultas, lo que permitirá tener un diagnóstico más acertado de la situación. «La misión es que no haya más tolerancia social», insiste Flores.

Valls quiere la fiesta en paz

Este año también el Ayuntamiento de Valls ha estrenado, a propósito de la fiesta mayor de Sant Joan, su protocolo bajo el lema ‘La festa en pau!’.  Tanto los agentes de la Policía Local como los miembros de la organización de los eventos han participado en sesiones informativas.
Durante las fiestas se entregarán trípticos con las ideas clave del protocolo y qué hacer en caso de una  agresión. En función del nivel de agresión, se establece que los afectados pueden dirigirse a los puntos de atención e información del evento festivo, a los servicios médicos ubicados en el espacio festivo o, en los casos de mayor gravedad, a urgencias del Pius Hospital. Además, determina que si la conducta observada va más allá del acoso y puede ser considerada agresión los afectados tienen que ponerse en contacto directamente con el 112, con Policía Local o Mossos d’Esquadra.

Además de estos municipios, recientemente Deltebre también  aprobó en su  último pleno trabajar en su propio protocolo.

Temas

Comentarios

Lea También