Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Top 60: Pere Mata

El Pavelló dels Distingits

Marina Figueres

Whatsapp
Fotos: Alfredo gonzález

Fotos: Alfredo gonzález

Fotos: Alfredo gonzález

Fotos: Alfredo gonzález

Fotos: Alfredo gonzález

Fotos: Alfredo gonzález

Fotos: Alfredo gonzález

Fotos: Alfredo gonzález

¡Vota por tu lugar favorito del Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre de nuestro Top 60!

La ciudad de Reus presume de una ruta modernista excepcional, que integra obras tan relevantes como el Instituto Pere Mata, cuyo autor es Lluís Domènech i Montaner, quien dejó su huella en la ciudad y levantó otros grandes edificios, como la Casa Navàs, la Casa Rull y la Casa Gasull.

Este importante arquitecto fue una de las figuras más destacadas del movimiento de finales del siglo XIX y es autor de obras tan conocidas como el Palau de la Música Catalana.

El conjunto del Instituto

El Instituto psiquiátrico Pere Mata es uno de los grandes proyectos del arquitecto Lluís Domènech i Montaner y en su época fue todo un referente, tanto en el ámbito sanitario como en el modernista.

La construcción se inició el año 1898, a partir del cual el espíritu del modernismo se realza y se expande por la ciudad de Reus.

El hospital empezó sus servicios en 1900 y el proyecto finalizó el año 1919 con 6 edificaciones construidas: dos pabellones de beneficencia, uno de tercera clase, uno de epilépticos, el edificio de servicios generales y un pabellón de primera clase, que no recibe pacientes desde 1986, a diferencia del resto del recinto, que mantiene su actividad hospitalaria.

Actualmente, se considera una joya de este movimiento artístico, y más concretamente, del Art Nouveau europeo.

El manicomio supuso un avance en esta corriente arquitectónica, ya que era un centro ubicado en un espacio rodeado de vegetación, basado en la buena ventilación y aprovechamiento del sol, y que además reunía una gran mayoría de técnicas europeas para la salud mental.

Así, pues, la base de este instituto se rige por un gran paseo central, amplios jardines y la construcción de distintos pabellones, que permiten distinguir y separar a los pacientes según su patología, sexo y clase social.

El Pavelló dels Distingits

El que destaca por encima de todos es, sin duda, ‘El Pavelló dels Distingits’, por su valor artístico, sus dimensiones, su riqueza ornamental y su brillante repertorio decorativo del Modernismo.

Por todo esto, es el único pabellón que puede visitarse y en el que se realizan distintos actos culturales a lo largo del año, como las visitas teatralizadas que atraen a gran parte del público.

Este edificio ha sido declarado Bien Nacional de Interés Cultural (BCIN) por la Generalitat de Catalunya, por ser el más emblemático de todo el conjunto arquitectónico y porque se considera el punto de inflexión del modernismo en la ciudad.

El recinto se situaba, en su época, en un turón a dos kilómetros de la ciudad y ocupaba más de 7 hectáreas. Ofrecía habitaciones privadas, salas de juegos con billar, comedor, salón, y en general, instalaciones confortables y espaciosas, donde destacaban las cerámicas, las pinturas, los vitrales y los mosaicos, además de los motivos vegetales, los arcos, el ladrillo visto decorado, la heráldica y la Rosa de Reus. Por tanto, la decoración abundante denota calidad de vida y nivel económico. Toda esta multitud de detalles inspiraban a los enfermos estar en un hotel en lugar de un hospital. Además, el mismo nombre de este pabellón ya define la clase social que se alojaba en él: ‘els Distingits’, es decir, los distinguidos, la gente adinerada.

Visita con autoguía

Una vez llegamos al pabellón, podemos hacer una visita con audio-guía, disponible en cuatro idiomas: catalán, castellano, inglés y francés. Este tipo de avance tecnológico permite hacer la visita como nosotros queramos, siempre siguiendo el orden que nos marca la audio-guía. No obstante, tenemos la opción de alargar o acortar las explicaciones, que destacan por contar con la voz de Emili Briansó, uno de los impulsores de la creación del Instituto. Además, cuentan anécdotas curiosas que hacen más entretenida y amena la visita.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También