Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Top60 :Castillo de Tamarit

Perfecto para una boda

Juan Carlos roldán

Whatsapp
Castillo restaruado por Ramón Casas. Fotos: pere ferré

Castillo restaruado por Ramón Casas. Fotos: pere ferré

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

Top60 :Castillo de Tamarit

¡Vota por tu lugar favorito del Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre de nuestro Top 60!

Se desconoce el origen exacto del castillo, siendo incluso considerada la posibilidad de ser de origen musulmán. La historia del castillo comienza en 1049 (primera fecha en la que encontramos documentación escrita de su existencia), con la conquista del territorio, que para entonces formaba parte de Al-Andalus (nombre del territorio musulmán en la península ibérica), por los cristianos, dirigidos por Bernat Sendred de Gurb. Después de la victoria, las tierras fueron entregadas al conde Barcelona, Ramón Berenguer I. No sabemos si su anterior propietario restauró el castillo o lo edificó sobre la base de otra construcción arquitectónica musulmana. Es necesario señalar la excelente condición del puerto de Tamarit, siendo uno de los mejores de la península durante la Edad Media, llegando a ser uno de los pocos puertos catalanes con derecho a cobrar lleuda (impuesto que grababa la entrada de mercaderías en la ciudad o el territorio).

Al ver que la conquista de Tarragona aún tardaría, el conde decidió enfeudalizar el castillo donándoselo a Bernat Amat de Claramunt, juntamente con el título de vizconde de Tarragona. Después de eso, el edificio pasó por las manos de varios nobles, hasta que en el siglo XIII el arzobispo de Tarragona empezó a adquirir tierras en los dominios. Fue entonces cuando el territorio quedó dividido en dos partes: la señoría de Tamarit (en manos del arzobispado) y la castellanía de Tamarit (en manos del señor), ambos regidos por los respectivos corregidores.

No fue hasta el siglo XV que el castillo fue completamente adquirido por el arzobispado, quien mantuvo la propiedad del lugar hasta principios del siglo XX, cuando el municipio quedó completamente abandonado y, por consiguiente, en ruinas. Charles Deering, empresario estadounidense, fue el encargado de hacer de Tamarit lo que hoy en día es al comprarlo al arzobispado en 1916. La reconstrucción estuvo a cargo de uno de los amigos del norteamericano: Ramón Casas (pintor).

Durante la Guerra Civil Española, un grupo de anarquistas, siguiendo la tradición de la quema de iglesias, decidieron reducir a cenizas el castillo (entendiendo que allí se hallaba una capilla católica), pero un soplo les advirtió de quien era el propietario, por lo que el grupo se vio obligado a desistir en su objetivo.

En 1992, los Deering decidieron vender el castillo a Societat Immobiliaria Betren S.A.

La construcción es plenamente románico, pero se trata de una restauración. Quizás el aspecto más remarcable del castillo es su capilla. Está, fue confirmada por el papa Anastasio IV, a través de una bula redactada en 1154 donde se observa “ecclesiam de Tamarit”. Gracias a una investigación realizada a partir de documentos del siglo XIII, sabemos que disponía de un clérigo propio que se encargaba de los oficios litúrgicos y, además, regia las iglesias de Santa Margarida de la Riera del Gaia y de Sant Jordi d’Ardenya. La capilla es una estructura rectangular, a la que se le añadieron capillas a los laterales, una de ellas dedicada al santo patrón de España: Santiago el Mayor. Además de estas, también encontramos la sepultura de uno de los caballeros de Tamarit: Arnau de Tamarit, muerto en 1282.

En la actualidad, la capilla, en conjunto con el resto del complejo, es regida por la empresa AG Planning Group. La compañía se encarga de organizar eventos como cenas de empresa y, sobretodo, bodas. El espacio es idóneo para eventos del estilo, ya que cuenta con unas vistas al Mediterráneo descomunales, además de jardines exteriores, piscinas, capilla propia y una sala de vidrios idónea para la celebración de banquetes. Sin ir más lejos, el Castillo de Tamarit fue el lugar que Andrés Iniesta (centrocampista de Fútbol Club Barcelona) y Anna Ortiz para celebrar su unión en matrimonio, a la que asistieron el resto del FCB, además de varias celebridades.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También