Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Top60: Joya de Tortosa

Catedral de SantaMaria

Maria noche

Whatsapp
El claustro de la catedral de Tortosa. foto: Joan revillas

El claustro de la catedral de Tortosa. foto: Joan revillas

¡Vota por tu lugar favorito del Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre de nuestro Top 60!

La catedral de Tortosa es un espectacular edificio religioso que se encuentra bajo la advocación de Santa Maria. Situada en el núcleo antiguo de la ciudad, tocando al río Ebro, la catedral es sin duda el conjunto arquitectónico más destacado de la ciudad.

Se trata de la construcción que quizás refleja mejor las huellas que ha dejado el paso del tiempo en Tortosa. El lugar donde se encuentra situada tiene una gran historia a sus espaldas, ya que ocupa aproximadamente el mismo emplazamiento que el antiguo foro romano. Sobre el foro se construyó la iglesia visigótica y la mezquita musulmana, y sobre éstas, la Catedral románica, que después se convirtió en gótica.

Por tanto, el que es actualmente un templo gótico comenzó a construirse en 1347 sobre los restos de una primitiva catedral románica, de la que solo quedan algunos vestigios en muros y ventanas. Se terminó dos siglos más tarde, y fue concretamente en el siglo XVIII cuando se realizó la fachada en estilo barroco.

A pesar del dilatado periodo de construcción, hay que destacar la unidad estilística que presenta. La cabecera, uno de los elementos más singulares del edificio, se caracteriza por la ausencia de muros entre las capillas, las cuales configuran de este modo un doble deambulatorio alrededor del altar.

La construcción de la fachada barroca representó la finalización de la obra de la catedral. El proyecto original, que seguía esquemas barrocos, sigue inacabado y fue simplificado con un estilo más clasicista, reduciendo los elementos decorativos. Aunque las impresionantes pinturas murales y los recubiertos con mármol rojizo la convierten en una clara muestra de la arquitectura barroca.

La nave central, el claustro y la capilla de la Mare de Déu de la Cinta son algunos de los puntos más recomendados para visitar. También gozan de gran importancia los dos retablos situados en la zona del ábside. La capilla de la Mare de Déu de la Cinta destaca porque es la patrona de la ciudad de Tortosa. Está situada en uno de los extremos de la nave central y fue bastida entre 1672 y 1725.

El claustro gótico es de planta trapezoidal con galerías formadas por arcos apuntados. Sus naves contienen una importante muestra de lapidario. También se puede encontrar acceso al antiguo comedor de los canónigos, actualmente habilitado como sala de exposiciones.

 Museo de la Catedral

La Catedral de Tortosa acoge el museo de la catedral, con una maravillosa exposición que nos permite profundizar en el conocimiento de la ciudad y entender el histórico papel desempeñado por Tortosa y su territorio.

Un magnífico espacio para disfrutar del arte religioso, acumulado durante nueve siglos en la sede tortosina. La muestra recoge 200 piezas entre cuadros, esculturas, tapices, objetos de orfebrería y códex, que se remontan hasta el siglo XII.

Algunas de las obras más valiosas desaparecieron durante la Guerra Civil española, como por ejemplo objetos litúrgicos relacionados con el Papa Luna. A pesar de eso, el museo conserva objetos de gran importancia, entre los cuales destaca, por ejemplo, el «missal de Sant Ruf» (siglo XII) o el «cadiratge del cor» (siglo XVI).

En el sótano está expuesto el lapidario con epigrafía romana, visigótica y árabe, así como elementos rocosos del corazón de la Catedral. En el antiguo refectorio se exponen el tapiz de la Santa Cena o el retablo de la Transfiguración, y una muestra de indumentaria, pintura, escultura, mobiliario y orfebrería.

La exposición permite visitar diferentes ámbitos de la catedral de Tortosa, como por ejemplo el antiguo Palacio del obispo, el Palacio del prior mayor, el comedor de los canónigos, el dormitorio, el claustro y una parte de los pasillos subterráneos de la catedral. Una visita muy completa, apta para todas las edades.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También