Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Top60: Museu de l'Alabastre de Sarral

La importancia del mineral en Catalunya

judit gabaldón sánchez

Whatsapp
Fotos: Pere ferré

Fotos: Pere ferré

Fotos: Pere ferré

Fotos: Pere ferré

Fotos: Pere ferré

Fotos: Pere ferré

Fotos: Pere ferré

Fotos: Pere ferré

¡Vota por tu lugar favorito del Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre de nuestro Top 60!

El pueblo de Sarral es conocido por su importancia vinícola y artística. Pero, sobre todo, es conocido por el mineral único que alberga: el alabastro. En honor a esta piedra, en Sarral se alza el Museu de l’Alabastre, único en todo el país y gracias al cual podemos obtener toda la información necesaria para saber todo lo que se esconde detrás de este mineral tan preciado, desde su ubicación hasta cómo se trabaja.

El museo recoge piezas trabajadas con este material tan característico del municipio de Sarral y también explica el proceso de elaboración de este mineral. En total, este museo cuenta con tres salas diferentes en las que podemos encontrar variedad de información según lo que nos interese saber. En la primera sala se reproduce un taller de alabastro del año 1917, para conocer a fondo la elaboración y el trabajo de moldear el material. En la segunda se muestra la evolución del mineral y en la tercera y última sala se expone un conjunto de piezas modernistas elaboradas con alabastro.

Visita por el museo

Pero esto no es lo único que hace especial a este gran museo. Pasear por el recinto ya es recorrer la historia del alabastro sin necesidad de entrar en ninguna sala, ya que muchos de los elementos decorativos que componen el Museu de l’Alabastre están hechos con este valioso mineral. Por ejemplo, algunas de las ventanas que rodean el edificio están hechas de alabastro, así como barandillas, placas de luz y diversas piezas decorativas. Otro elemento importante que alberga este museo es la posibilidad de ver en directo cómo se trabaja el mineral. La sala que reproduce un taller del año 1917 cuenta con varios profesionales que recrean cómo trabajaban los antiguos artesanos el alabastro. De esta manera, gracias al taller no solo podemos admirar cómo eran antiguamente esos oficios, también verlo en directo, todo un lujo.

Con razón de dar a conocer de una manera más efectiva y directa el trabajo que conlleva moldear el alabastro, desde el Museu de l’Alabastre llevan organizando un taller pedagógico y lúdico desde hace más de diez años para que sean los propios visitantes del museo los que puedan tocar y moldear este mineral, o al menos intentarlo. ‘Toca el alabastro’ es una propuesta apta tanto para estudiantes de ciclos formativos y bachillerato como para niños y familias. Todo ello dirigido por un Maestro Artesano, Isidre Magre y Devesa. Durante las dos horas y media que dura el taller cualquiera desconecta del mundo que lo rodea y se centra en elaborar una pieza de alabastro, siempre con la ayuda del gran Maestro Artesano.

¿Qué es el alabastro?

Pero tanto hablar de este mineral, primero debemos conocer exactamente qué es. El alabastro es una variedad del sulfato de calcio o del aljez y que se presenta bajo una forma compacta. Pero, más allá de esta descripción un tanto técnica, el alabastro es un mineral traslúcido que durante generaciones ha caracterizado al pueblo de Sarral, cuna de escultores y artistas diversos que trabajaban con sus propias manos este mineral. De hecho, la artesanía del alabastro es un oficio singular de Cataluña y gracias a él hay obras espléndidas hechas con esta piedra, como el retablo del Altar Mayor del Monasterio de Poblet.

Pese a que es recomendable visitar el Museo del Alabastro para conocer de primera mano cómo se trabaja con este mineral, aquí explicamos por encima este singular oficio de artesanía. Lo primero que hay que tener en cuenta es que el alabastro, al ser extraído, se presenta en grandes bloques de piedra traslúcida. Por ello, antes de nada, debemos tener bien claro qué es exactamente lo que queremos hacer, qué pieza queremos elaborar. Una vez pensado todo esto, el siguiente paso es cortar el gran bloque en pequeños trozos, dependiendo de lo que queramos crear. Gracias a herramientas como sierras de todos los tamaños y utensilios de acero, seremos capaces de moldear el material y empezar a darle forma, pese a que es difícil si no eres artesano de oficio. Cabe decir que según qué piezas el proceso es totalmente diferente desde un principio, por lo que se requiere mucha experiencia y paciencia para crear algo con alabastro.

Retablo Mayor

Tras ver que moldear el alabastro no es cosa fácil, es complicado imaginar cómo se creó el retablo Mayor del Monasterio de Poblet. Damián Forment, su creador, lo llevó a cabo entre los años 1527 y 1529, organizándolo en banco, sotabanco, y tres cuerpos diferentes. Es difícil imaginar este retablo si nunca lo hemos visto, pero lo importante es saber que cada una de sus partes representa una escena en particular, con diversas figuras, y todo ello trabajado con alabastro. Para empezar, el sotabanco contiene las escenas del Prendimiento, Flagelación, Oración en el Huerto, Jesús ante Pilatos y Caída camino del Calvario. Por otra parte, en el primer cuerpo aparece la Virgen con el Niño, presidiendo el centro, y a lado y lado están las santas Úrsula, Colombina y Florentina y los santos Matías, Bernardo y Guillén. El segundo cuerpo contiene altorrelieves con los Gozos de María. Por último, en el tercer cuerpo se ubica una imagen de Jesús justo en el centro. Tras esto se encuentra el ático con una representación del Calvario.

Después de conocer el trabajo que lleva el alabastro, nos despedimos del museo y de la imagen del retablo mayor de Poblet con una fascinación y una admiración enormes.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También