Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Top60: Prades

El Tossal de la Baltasana

Marina Figueres

Whatsapp
fotos: marina figueres

fotos: marina figueres

fotos: marina figueres

fotos: marina figueres

fotos: marina figueres

fotos: marina figueres

fotos: marina figueres

fotos: marina figueres

¡Vota por tu lugar favorito del Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre de nuestro Top 60!

El Tossal de la Baltasana es la cima más alta de la sierra de Prades, que sin duda alguna invita a visitarla gracias a sus espectaculares vistas. Además, podremos gozar de un bonito y verde bosque frondoso repleto de robles y podremos visitar antiguas y curiosas grutas.

El Tossal es el punto más alto de toda la sierra de Prades, situado a unos 1.200 metros, desde donde podremos disfrutar de una bonita panorámica a los cuatro puntos cardinales. En esta cima encontraremos una rosa de los vientos que nos indicará los rumbos de los espacios que podremos ver: el Parc Natural de la Serra del Montsant, la Reserva Natural del Barranc del Titllar, Prades y hasta los Pirineos.

Nos encontramos ante un amplio abanico de posibilidades para visitar esta cima. Por un lado, cualquier época del año es buena para hacer esta excursión, pues no es un lugar masivamente explotado por la gente ni muy frecuentado, pero aguarda un encanto excepcional. Por otro lado, podemos escoger entre distintas rutas, ya sean lineales o circulares, y todas ellas de dificultad baja. Nosotros particularmente hemos escogido una ruta circular, donde recorreremos unos 11 km.

Para empezar, hay que tener en cuenta que en todo momento deberemos seguir las señales Gran Recorrido (GR 171) blancas y rojas, pero una vez alcanzamos el Tossal, cambiarán a amarillas y azules.

Cómo llegar al Tossal

Cogemos a mano izquierda el Camino dels Colomers por un pequeño sendero con fuertes pendientes iniciales, hasta que avistaremos un camino por el que continuaremos en la misma dirección, hasta que llegaremos al Coll del Bosc. Justamente unos metros antes de llegar, cogeremos un pequeño sendero, indicado con un rótulo y señales GR, que trepa a mano derecha hacia una fuerte pendiente, que nos llevará hacia el Tossal. No obstante, antes de desviarnos hacia este estrecho sendero, podemos acercarnos al Coll del Bosc, que nos permitirá disfrutar de unas buenas vistas.

Llegamos al Tossal de la Baltasana y podremos gozar de su buena panorámica. Seguimos el GR bajando por una pista, hasta que llegaremos a un pequeño cruce y dejaremos el camino que sale a mano izquierda para seguir recto.

Coves d’en Pere

Pronto dejaremos el GR, cogeremos una pista a mano derecha y a continuación, antes de una amplia curva, dejamos la pista a mano izquierda para subir un pequeño camino hacia les Coves d’en Pere. Veremos una gran masía troglodítica abandonada, donde podremos observar el espacio en el que vivían nuestros antepasados. Volveremos por donde hemos venido y cogeremos de nuevo la pista hasta que alcanzaremos una curva pronunciada a mano derecha, lugar donde dejaremos la pista por un pequeño camino a la izquierda.

En este punto debemos estar muy atentos, ya que unos 80 metros más allá sale un sendero muy estrecho y no señalizado que sube a mano derecha hacia la Roca del Grínjol. Se trata de uno de los lugares más bonitos de esta ruta.

Volvemos por nuestros pasos, y una vez llegados al punto inicial del estrecho sendero, podemos seguir el camino que habíamos dejado hasta que saldremos a otra pista que cogeremos a mano izquierda hacia la Font del Mas d’en Pagès, lugar donde podremos descansar y refrescarnos un poco.

Volveremos a la pista inicial, llegaremos a esa curva pronunciada y bajaremos el camino resiguiendo el Barranc dels Bassots. Cuando veamos que la pista cruza el barranco, cogeremos un camino a mano izquierda. En este punto nos encontraremos un cruce de caminos y cogeremos la pista a mano derecha. Unos metros más abajo cogeremos otro camino a mano derecha que nos llevará de nuevo a Prades por un atajo.

En definitiva, es una excursión apta para todos y muy recomendable, ya que en cada época del año podremos gozar de todo el esplendor de Prades: ya sea de la nieve como de sus bosques o su vegetación.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También