Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tributo al lujo pitiuso en City de Salou, que se convierte en Ibiza por una noche

La combinación Dj Lin y Martini Royal aceleró pulsaciones. La fiesta terminó como una jaranade disfraz glamuroso
Whatsapp
Tributo al lujo pitiuso en City de Salou, que se convierte en Ibiza por una noche

Tributo al lujo pitiuso en City de Salou, que se convierte en Ibiza por una noche

La calle Murillo, uno de los puntos culminantes del ocio nocturno en Salou, puso su alfombra lujosa para que las telas más transparentes de la Costa Daurada pasearan sus encantos. No resulta nada extraño en época veraniega. En el City suelen cuidar el buen gusto. Entre otras cosas, la White Party, reúne eso. Capacidad para exponer y exhibir postureo al mejor estilo de la isla blanca. El City fue por momentos Ibiza. Una carcajada pitiusa gigante. Por sexta vez consecutiva.

Mientras, en los platos, se hacía necesario que Dj Lin calentara sus dedos. En ellos se encontraba la esencia de la velada. Asumió responsabilidades con personalidad y expuso repertorio talentoso. Al más puro estilo ibicenco. Ese house que no molesta, con el volumen en medida justa. Incluso apto para mover el esqueleto mientras aparecían las delicatessen de la cena. Deleite para oídos y paladar. Un plato combinado perfecto.

Por el City emergió el prestigioso monologuista cambrilense Javichulo, programador del cartel invernal del local. Éste tendió la mano a Paco, uno de lo ‘jefes’ de la pandilla. Paco andaba con molestias físicas en su espalda, pero se convirtió en el ‘futbolista’ más profesional. ‘Jugó el partido’ con dolor. No se lo quiso perder. Su socio David no perdia detalle. Justamente en eso, en los detalles, aparece el éxito y Dani, el anfitrión del City, se ha especializado en cuidar cualquier resquicio. Su capacidad para ejercer mil cosas a la vez es asombrosa. La combinación Dj Lin y Martini Royal aceleró pulsaciones y entusiasmo. La fiesta terminó como eso, como una jarana de disfraz glamuroso. En el City completaron la sexta White con maestría. Hay largo recorrido para el futuro. Sin duda, el mejor tributo al lujo pitiuso. 

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También