Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Últimos días de verano. La rutina de las mascotas

La alimentación y el ejercicio deben volver a la normalidad tras acabar las vacaciones

Sílvia Fornós

Whatsapp

‘Volver a la rutina’ y el síndrome postvacacional han sido en la última semana dos de las expresiones más repetidas, ambas relacionadas con el fin de las vacaciones de verano. Recuperar los hábitos no es solo cosa de los humanos. Si es dueño de una mascota también deberá guiarla y acompañarla en el proceso de adaptación de vuelta a la realidad. 

Según la adiestradora canina de la Fundación Affinity, Maribel Vila, «del mismo modo que las personas en vacaciones cambiamos nuestras rutinas, también se modifican las de las mascotas como el horario de pasear, la alimentación, etc.». Con el buen tiempo apetece salir más a la calle, disfrutar de la naturaleza y no se engañe los días pasan volando cuando se está relajado.
¿Qué debe hacer para que su mascota recupere la rutina? La experta aconseja «poco a poco recuperar y pautar los horarios, volver a la misma pauta de alimentación,…». En esta época del año el termómetro también empieza a relajarse, por lo que puede aprovechar los días de tregua para retomar la actividad física con su mascota. «Hay muchos dueños que en verano dejan de correr, por lo que ahora deberán regresar a los buenos hábitos de antes de las vacaciones y volver a realizar ejercicio», afirma Maribel Vila.

Si es de los que va a todas partes con su mascota, incluso se la lleva de vacaciones, no descuide en estos próximos días su salud. «Si ha viajado a otro país es importante que esté alerta ante posibles enfermedades que haya podido contraer, de este modo podrá reaccionar a tiempo», explica la adiestradora canina. Siguiendo en el ámbito de la salud y el bienestar del perro, Maribel Vila también recomienda a los dueños acudir al veterinario para realizar una analítica completa. «El objetivo es detectar precozmente el contagio de la leishmaniosis, que es una enfermedad que se transmite mediante la picadura de un mosquito y que detectada a tiempo permitirá al perro envejecer con una muy buena calidad de vida», afirma la experta.

El cambio de pelaje también se produce en esta época del año

También deberá estar atento a los cambios de cabello. En los próximos días su perro empezará, coincidiendo con el cambio de estación, a mudar el pelo. «Lo importante es seguir una rutina y peinarle de manera continuada, así el pelaje nuevo será mucho más fuerte y compacto», asegura la adiestradora canina de la Fundación Affinity.

Época de celo

La temporada de celo de las perras puede empezar con los cambios de estaciones, es decir, en la primavera y otoño. En este caso deberá prestar especial atención a su mascota, sobre todo si no está esterilizada. En un artículo anterior, Maribel Vila hacía mención a los beneficios de la esterilización (mejora la calidad de vida, aumenta la longevidad y evita camadas no deseadas), pero también argumentaba que una mascota no esterilizada tiene más riesgo de sufrir otras patologías secundarias derivadas de las hormonas sexuales. «En el caso de los machos se evitan problemas de próstata y en las hembras controlamos posibles embarazos psicológicos, tumores en los ovarios, etc.», apuntaba la experta en mascotas.

‘La tos de las perreras’

Las mascotas también son vulnerables a los cambios de estación, y es posible que se resfríe y que enferme de la llamada ‘tos de las perreras’, una enfermedad canina de carácter vírico cuyo principal síntoma es la tos seca. «No es una enfermedad peligrosa pero afecta a las vías respiratorias y existen vacunas que ayudan a mitigar los síntomas», detalla la experta en animales. Por último, si su mascota está en el ocaso de la vida y sufre los achaques de la edad, como la artrosis, también debe tener en cuenta que el frío es una de las peores épocas y que el malestar aumenta. 

Pero el cambio de estación también trae consigo algunas ventajas. Una de ellas es que, según la adiestradora de la Fundación Affinity, «podemos realizar mucha más actividad física con nuestra mascota en diferentes momentos del día, algo que con el calor es impensable». 

Temas

Comentarios

Lea También