Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un desfile de alta gastronomía

Colores, formas y texturas seducen a primera vista en el restaurante L’Anap Bistro de Tarragona

Sílvia Fornós

Whatsapp
Cada plato destaca por un diseño excepcional. Fotos: Freepik

Cada plato destaca por un diseño excepcional. Fotos: Freepik

La comida entra por los ojos, quien diga lo contrario se engaña a sí mismo. Colores, formas y texturas seducen a primera vista en el restaurante L’Anap Bistro de Tarragona. Un desfile de alta gastronomía a la altura de los paladares más exigentes. Las hermanas Virginia y Mila Morcillo son el alma máter de este restaurante del Serrallo y que definen como «un restaurante que quiere dar libre curso a la creatividad trabajando solo productos frescos y de calidad». Ambas llegaron a Tarragona hace 11 años y desde entonces han encontrado en la cocina creativa y de diseño la inspiración para convertir productos de proximidad en obras de arte culinarias. 

Antes de L’Anap Bistro, estuvieron al frente del restaurante L’Anap en la Part Alta y posteriormente regentaron L’Anap Tapes en el Serrallo. Ahora L’Anap Bistro conserva de ambos lo bueno y lo mejor de la cocina tradicional y marinera, pero transformada en un nuevo concepto de gastronomía que se rinde a la ‘moda’ en busca de nuevas tendencias. «Sentarse en un restaurante debe ser un momento de placer y las texturas y los colores, así como el diseño, están pensados para disfrutar», afirma Virginia Morcillo y recuerda que «además de comer pescado, en L’Anap Bistro también se puede disfrutar de un chuletón para compartir». Presumen de la calidad de los arroces marineros y del romesco, además de las mariscadas. Platos como la ensalada de pulpo con salsa de mango o las patatas bravas son un espectáculo para los cinco sentidos, que conservan el sabor tradicional pero con una detallista y delicada presentación. 

Así el pulpo se abre paso hacia las vistas cautivadoras del Serrallo. «Buscamos sorprender a la vista y al paladar. Concebimos el restaurante como una fiesta para disfrutar con amigos y familia», afirma Virginia Morcillo y añade que «buscamos que antes del primer bocado el cliente ya se esté relamiendo con el diseño de cada plato». 

«Un plato bien presentado es mucho más agradable de pedir y hoy en día se suben miles de comidas a las redes sociales, como Instagram, donde lo visual va por delante», detalla el estilista Juan Carlos Mendoza, quien colabora con el restaurante en esta nueva etapa que aúna estilo, moda y gastronomía.

Los arroces son una de las especialidades del restaurante. Fotos: S.F

El maridaje perfecto es una bodega hecha a medida con vinos de la DO Montsant, DOQ Priorat, DO Penedés, DO Terra Alta y surcando el mar desde el Serrallo en busca de otros vinos nacionales e internacionales. 

Imaginar la sobremesa en el restaurante L’Anap Bistro es deleitarse con las espectaculares vistas marineras del Serrallo tomando un gin-tonic. El colofón a toda esta creatividad son los postres caseros que con especial sensibilidad elabora Mila Morcillo, escaparatista en joyería de profesión. La guinda a una cocina echa desde la pasión por la gastronomía.

Temas

Comentarios

Lea También