Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un oasis de paz y bienestar

Un biospa al aire libre, en las huertas de Tamarit, ofrece balneoterapia, masajes terapéuticos, cosmética natural y tratamientos con plantas medicinales
Whatsapp
Los baños aromáticos se hacen con las plantas medicinales de l´Hort de la Sínia. Foto: Jeremey Alonso

Los baños aromáticos se hacen con las plantas medicinales de l´Hort de la Sínia. Foto: Jeremey Alonso

Siempre nos olvidamos de descansar. Incluso en vacaciones llenamos nuestra agenda de actividades. El Espai de Benestar de Tamarit nos ofrece la posibilidad de relajarnos en contacto con la naturaleza, una experiencia revitalizante.

El espacio fue creado hace tres años. Se trata de uno de los nuevos servicios que ofrece El Hort de la Sínia, una finca dedicada a la agricultura ecológica y a la educación ambiental con más de quince años a las espaldas.

En el Espai de Benestar hay cuatro circuitos: los baños aromáticos, los baños de pies, la sauna y los baños de barro. Lo recomendable es hacer sólo uno de ellos en una jornada, para que el cuerpo pueda adquirir todos sus beneficios. El concepto de Essènica es muy diferente al de un spa urbano. Según explica Núria Cosillas, directora del espacio y especialista en técnicas de balneoterapia y terapias naturales, en los spa convencionales se sobresatura el cuerpo de actividades.

Todos los clientes rellenan una ficha de salud cuando llegan al Espai de Benestar. Entonces Núria les recomienda cuál de ellos es más adecuado para su momento vital. Si alguien está estresado se le recomienda hacerse un baño aromático con espliego. Esta planta elimina tensiones y actúa como tranquilizante pero te deja activo. Si alguien está cansado es aconsejable un baño con tomillo. Por su parte el baño de pies es muy recomendable para personas con insomnio.

 

Baños de barro, los más lúdicos

De todos los circuitos el baño de barro quizás sea la opción más original y divertida.

Tiene una duración de 60 minutos. Es recomendable hacerlo desnudo pero quien quiera puede hacerlo también con ropa. Uno de los valores añadidos del Espai de Benestar es que las estancias son muy personalizadas. Intentan que los grupos no coincidan, para que los clientes puedan gozar de una experiencia más íntima y en contacto con la naturaleza.

En una de las parcelas, el cliente va pisando el barro húmedo hasta que quede con una textura untuosa y se aplica por todo el cuerpo. Si se va con pareja resulta divertido pintar el cuerpo del otro, al final acaba siendo un juego. Entonces se rebozan quince minutos por el barro seco. Es en este momento en el que el barro hace sus funciones terapéuticas. Saca el calor interno, es antiinflamatorio, depurativo, elimina toxinas y es sedante. Se trata de una actividad que sólo se puede hacer si hay sol, con un día nublado el barro no se secaría. Una vez el barro está seco se vuelve a pasar por el húmedo donde se pude aprovechar para hacerse un peeling. Para quitarse el barro, los clientes pasan primero por la pileta, una piscina de agua y después por la ducha.

 

Experiencia sensorial

Núria Cosillas la define como «una experiencia muy instintiva, muy en contacto con la tierra, más con la parte primitiva» y explica que además «tienes la sensación de estar integrado realmente con la madre tierra».

Después de cada uno de los circuitos se pasa por la zona de relajación durante 30 minutos para que el cuerpo almacene la experiencia sensorial que ha vivido.

Cosillas explica que esto es lo contrario que hacemos con nuestro ritmo de vida. Priorizamos mucho la acción y nos olvidamos de la fase de descanso.

Cada uno de los circuitos se puede complementar con un recorrido sensorial por encima de distintos tipos de piedras o bien con un masaje.

A la hora de crear el Espai del Benestar siguieron la línea de educación ambiental de l’Hort de la Sínia y lo hicieron con materiales naturales, con técnicas de bioconstrucción. Según Núria, esto tiene una incidencia directa en la salud de las personas. Asimismo, se hizo un estudio geobiológico para determinar la situación de cada elemento que forma el espacio. Cada uno de ellos está situado en el lugar energéticamente más adecuado según la función que cumple.

Otro valor añadido es que se trata de un espacio para todo el mundo. Accesible para personas con movilidad reducida o bien con dificultades visuales.

Todo el espacio está rodeado de plantas autóctonas mediterráneas para que la gente aprenda a identificar las y tenga curiosidad para saber qué utilidad tienen y cuando se pueden aplicar.

 

Una hora de barro

La actividad del baño de barro cuesta 22euros. Incluye 60 minutos de baño, 30 de relajación y 20 minutos de camino sensorial para quien lo desee. Si se quiere complementar el baño de barro con un masaje de 30 minutos el precio sube a 45. Si el masaje es de 60 minutos la actividad tendría un coste de 57 euros.

Todos los circuitos de bienestar requieren de reserva previa al 655 48 61 15 o 655 38 85 78.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También