Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Un paseo de nobles

El Camí dels Castells es una ruta que recorre a pie o en bicicleta doce fortalezas medievales del Baix Gaià. El itinerario nos permite conocer más la arquitectura de los castillos de nuestro territorio
Whatsapp
Vista general del castillo de Montserrat en Altafulla. Foto: Ajuntament Altafulla

Vista general del castillo de Montserrat en Altafulla. Foto: Ajuntament Altafulla

La época medieval es un período de tiempo que dejó grandes construcciones como los castillos, que eran las fortalezas donde vivían los nobles y que también se utilizaban para que el enemigo no ocupase un territorio. Durante muchos años, el Baix Gaià actuó como barrera fronteriza entre el condado de Barcelona y Al-Ándalus, así que necesitaron fortalezas para luchar contra el enemigo. Para conocer más sobre estos castillos se ha creado el Camí dels Castells, una ruta que pasa por doce fortines de la comarca del Tarragonès. En el recorrido tenemos los castillos de Altafulla, Torredembarra, La Pobla de Montornès, El Catllar, La Nou de Gaià, Creixell, Vespella de Gaià, La Riera de Gaià, Clarà, Ferran, Renau y Tamarit.

La ruta se puede hacer a pie o con bicicleta BTT, y es posible iniciarla desde cualquiera de los puntos. El recorrido está señalizado mediante señales verticales homologadas. También al principio y al final encontramos una señalización con el mapa de la ruta completa.

ALTAFULLA

Altafulla cuenta con el castillo de Montserrat. Aparece por primera vez en el 1059, aunque el edificio actual es prácticamente del siglo XVII, y se encuentra al lado de la iglesia parroquial de Sant Martí. Adosado a las murallas de la Vila Closa –antiguo núcleo medieval de la localidad–, tiene un dominante estilo renacentista que queda patente en puertas y ventanas. Actualmente, es de propiedad privada y su interior no es visitable. Pese a que se encuentra en un buen estado de conservación por las sucesivas reformas a las que ha estado sujeto desde la época bajomedieval.

TAMARIT

El castillo de Tamarit está situado encima de una colina. A principios del siglo XII se convierte en un fuerte de guerra. En el siglo XX se restaura como un sitio de reposo, cosa que comporta la privacidad del fortín. Después de años, lo compra una empresa de restauración y lo usa para eventos y bodas.

FORTÍN de EL CATLLAR

El Catllar fue la villa más poblada del Baix Gaià. Contaba con 78 familias en el siglo XIV. La estructura actual del castillo se fue construyendo a partir de una muralla y una torre originaria a las que se fueron añadiendo dependencias, sobre todo durante los siglos XIII y XVI.

En 2002, el Ayuntamiento de El Catllar adquirió la propiedad del fortín, que hasta entonces era de propiedad privada; y se iniciaron trabajos de excavación, recuperación y consolidación. Esto ha permitido que actulamente sea la sede del Centre d’Interpretació dels Castells del Baix Gaià y está abierto al público mediante visitas guiadas.

CASTILLO DE CREIXELL

El topónimo de Creixell aparece en 1083. El rastro más antiguo que se conserva del fortín medieval es su muro de piedra del s. XI-XII. Aunque su antigua prisión del siglo XIV y su bodega del s. XVI son elementos de interés para los visitantes.

El castillo, denominado Torre de Ca la Miquelina, ha sido modificado en diversas ocasiones y fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional. Su interior está habilitado como una vivienda particular y, actualmente, es el Casal del pueblo.

FORTALEZA de LA NOU DE GAIÀ

La primera noticia que tenemos sobre este castillo es del año 1011. En el siglo XIX se convierte en casa del barón de las Quatre Torres hasta la Guerra Civil. El último propietario, Lluís Morenes, lo cedió al Ayuntamiento en 1982.

El castillo de La Nou de Gaià tiene una arquitectura muy diferente de las de una fortificación de época medieval porque las elites lo utilizaron como residencia, adecuándolo a sus gustos y a su riqueza. En la actualidad, aloja el Ayuntamiento y también la Casa de Cultura; es un equipamiento de la población.

CASTILLO DEL VESPELLA DEL GAIÀ

Emplazado en la cima de una colina, fue fundado en el siglo XI. A partir del siglo XIII pasó por diversos señoríos, como los de Queralt.

En la orilla izquierda del río Gaià se encuentran los restos de la planta rectangular del castillo, defendido en su extremo norte por una torre semicircular. Se halla en un estado precario de conservación, aunque en las cuatro vertientes alrededor de este hay restos de viviendas medievales.

FORTÍN de FERRAN

En el siglo XIV perteneció al arzobispo de Tarragona y a finales de siglo XVII fue adquirido por los marqueses de Tamarit. Fue en aquel momento cuando se produjo la gran reforma arquitectónica que se puede ver actualmente. También debe su diseño a los gustos de la nobleza.

Por su estructura se conjetura que nunca fue un gran castillo, sino que debía de ser una residencia noble adecuada a las necesidades y funcionalidad de los usos agrarios. Actualmente, el castillo no es visitable para el público.

TORREDEMBARRA

La localidad tiene dos fortines: el actual Ayuntamiento y el de Clarà. El primero perteneció a la familia de los Icart desde el siglo XVI. Los Icart construyeron el único castillo de estilo renacentista de nueva planta que hay en Catalunya. En los 80 fue adquirido por el municipio y se convirtió en el Ayuntamiento en el 2000.

El castillo de Clarà fue construido sobre el antiguo castillo medieval. A mediados del s. XX fue restaurado y, actualmente, es conocido con el topónimo local de Cal Xeco.

FORTALEZA de RENAU

Renau pasó en el siglo XIV a manos de la familia Montoliu, que lo expandió territorialmente y después se vendió al señorío Francesc Perelló.

Los restos del castillo feudal fueron derruidos en el siglo XIX para construir la plaza de la iglesia de la localidad.

CASTILLO DE LA POBLA DE MONTORNÈS

En 1066, el conde de Barcelona dio la señoría de la localidad a Ramon de Transunyer, pero el castillo no fue acabado de construir hasta 1099. Después pasó a ser propiedad del Reial Monestir de Santes Creus.

Pasaron los años y la fortaleza quedó abandonada y fue completamente destruida durante las guerras carlinas. En la Guerra Civil se quemó la iglesia y la ermita de Montornès, aunque se pudo salvar la imagen de alabastro de la Mare de Déu.

Actualmente, se conserva una torre de poniente y un gran muro de contención en la pequeña plaza de delante de la ermita. Lo que se puede ver es el Mas del Castell, documentado en el siglo XVII, y que solo se puede visitar por fuera.

FORTÍN de MONTOLIU

Situado en el municipio de La Riera de Gaià y conocido popularmente como Castellot, se construye en 1060 con el nombre de Ullastrell. Fue derruido durante la guerra del Francés.

Tiene estructura de planta circular de los siglos XI-XII con dos pisos, una bóveda apuntada y un fosado excavado en la roca de 2-8 metros de anchura, ahora cubierto de vegetación.

Actualmente, el pie y las faldas de la montaña de Santa Margarida, encima de la cual está situado el castillo, se han transformado en una zona residencial donde se encuentra la urbanización de El Castellot.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También