Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Un verano sobre dos ruedas

Mont-roig del Camp y Miami Platja ofrecen una decena de rutas BTT para amantes del ciclismo de todos los niveles donde el paisaje marino se fusiona con la montaña y los monumentos patrimoniales e históricos
Whatsapp
Las excursiones combinan lo mejor del mar y la montaña. Foto:CEDIDA

Las excursiones combinan lo mejor del mar y la montaña. Foto:CEDIDA

Nos lo dejó claro primero el teatro, luego la televisión y por último el cine: las bicicletas son para el verano. Mont-roig del Camp y Miami Platja hace años que lo saben y proponen rutas para BTT que echan humo durante los meses de julio y agosto. En total son diez los recorridos que se concentran en el término municipal de esta localidad, en los que se combina el mar con la montaña, siendo este uno de sus mayores atractivos. La variedad de paisajes típicos del litoral de la Costa Daurada es una de las cosas que más gustan a los usuarios de estas rutas, ya sean turistas o bien vecinos. La cordillera prelitorial se funde con las paradisíacas calas de Miami Platja, ofreciendo unas vistas nada envidiables a parajes lejanos.

El centre BTT Mont-roig, junto con el patronato de turismo de la localidad, se encuentra detrás de estas rutas aptas para todos los públicos, sea cual sea su condición física. Las tareas de señalización y mantenimiento se realizan durante todo el año, aunque sus resultados se aprecian más en verano, momento en que las rutas son más visitadas.

Las rutas disponibles en el término municipal se dividen en función de su dificultad. De esta manera, siguiendo los mismos criterios que utilizan las pistas de esquí, las rutas más sencillas son las verdes, seguidas por las azules y rojas, hasta llegar al nivel extremo que representa el negro. Todas las pistas son de acceso gratuito, aunque cada miércoles por la mañana se ofrece la posibilidad de asistir a una ruta guiada. Estas excursiones guiadas se realizan entre los meses de julio y agosto a grupos sin un mínimo de asistentes ni niveles. Dependiendo de cada grupo que se presenta en el Centre BTT, se considera qué ruta guiada realizar.

El punto de encuentro para los interesados en realizar estas excursiones es el Punt d’Acolliment, situado en el centro del núcleo de Mont-roig del Camp. Allí, los organizadores se encargan de comprobar que los ciclistas cumplan los requisitos de seguridad, así como proveerlos de agua en caso de no llevar cantimploras.

Rutas para principiantes

Las excursiones dirigidas a un público más amplio son cuatro y promocionan dos elementos arquitectónicos históricos que son emblema de Mont-roig: la Ermita del Peiró y la Ermita de la Mare de Déu de la Roca. En estas rutas también se incluyen la Pedra dels Àngels, o el Portal de la Canal. Sin embargo, los paisajes son el punto en común de los cuatro recorridos. Cada ruta tiene entre seis y quince kilómetros, con descensos desde 70 hasta 100 metros. Los recorridos incluyen algarrobos, almendros y avellanos, ofreciendo un paisaje delicioso para los amantes de las bicicletas y especialmente para el público familiar.

Todas las rutas están debidamente señalizadas siguiendo un código especial en el que se muestra la dificultad del recorrido, el número de ruta y la dirección hacia la cual se dirige. Se trata de un lenguaje universal que traspasa las barreras del idioma y hace más clara la excursión. Tampoco pueden faltar los puntos de información, las fuentes o los establecimientos gastronómicos al largo de cada recorrido.

 La dificultad aumenta

Los aficionados a las dos ruedas con un nivel intermedio están de suerte. En Mont-roig del Camp y Miami Platja encuentran tres opciones distintas, todas con una dificultad entre baja y mediana. Respecto a las rutas más sencillas, éstas cuentan con más kilómetros y desnivel que las verdes. L’Estany Salat,el Barranc de Vilanova y les Terres Noves son las tres propuestas que ofrecen las pistas azules.

Tan sólo una de las propuestas de dificultad mediana recorre el núcleo de Miami Platja, en el que se pueden apreciar las calas y los espacios más mediterráneos de todo el término. Se trata de la quinta ruta, la del Estany Salat de Miami Platja.

A medida que aumenta la dificultad, las rutas son más escasas pero no menos interesantes. Las excursiones catalogadas con el color rojo simbolizan un nivel mayor de complicaciones del camino, aptas sólo para ciclistas expertos. Les Arrabassades y Les Pedreres son las dos opciones de dificultad alta, con 14,7km y 17,2km respectivamente. Lo más interesante de Les Arrabassades es sin duda las casetas de piedra seca que se concentran al largo del camino. Estas construcciones antiguas y simples fueron construidas por los agricultores. En el término municipal de Mont-roig se encuentran unas 118 edificaciones de este tipo, aunque sólo once pueden ser visitadas. La curiosidad de estos elementos es la naturaleza de su construcción: todas ellas optan por no usar ningún tipo de material de unión como podrían ser el cimiento o el yeso y la orientación de las puertas, siempre encaradas hacia el sur.

Finalmente, se encuentra la ruta más difícil, la más complicada en lo que respecta a técnica y manejo de la bicicleta. Se trata de la ruta negra, que consta de 24,22 kilómetros y un desnivel acumulado de 457 metros. La durada aproximada de dicha excursión es de dos horas. Es una de las rutas que más se alejan del término municipal, hasta llegar al municipio de Riudecanyes, pasando por Vilanova d’Escornalbou. Durante el trayecto, los ciclistas deben superar los pronunciados desniveles concentrados en senderos naturales. Como atractivos patrimoniales, se encuentran el Castell Monestir de Sant Miquel d’Escornalbou o el pantà de Riudecanyes.

Sólo apto para profesionales

Aunque si lo que se busca es superar los límites deportivos personales, existen otras opciones para mejorar las marcas. Estas rutas no están pensadas para las familias, sino más bien para ciclistas profesionales o bien muy experimentados. Desde el Centre BTT Mont-roig del Camp, proponen siete rutas distintas de entre 33,17km hasta un máximo de 157,54km. Las posibilidades pues, son más grandes y más exclusivas. A diferencia de las rutas familiares, éstas combinan los senderos naturales con el asfalto. Las duradas de cada excursión también varia, desde una hora hasta un máximo de seis.

El Velòdrom Municipal Josep Florencio i Tutusaus es otra de las ofertas para las personas que quieren mejorar su nivel sobre el vehículo a dos ruedas. Con 250 metros de cuerda y una inclinación de cuarenta y cinco grados, los ciclistas pueden incrementar su técnica sin salir del circuito.

La promoción del turismo deportivo es una de las prioridades de Mont-roig y Miami. Es por este motivo que las rutas son una de las formas más directas y atractivas de atraer la atención del público. El Centre BTT de Mont-roig forma parte de la organización nacional Centres BTT/FCC Catalunya, de modo que comparte las mismas normativas y condiciones que en el resto del territorio. Todas las propuestas deportivas tienen el mismo objetivo: convertir Miami Platja y Mont-roig del Camp en un punto de referencia para turistas que busquen emplear su tiempo libre practicando deportes rodeados de paisajes variados.

Aunque las propuestas de rutas se presentan por separado, no hay ningún inconveniente para que cada usuario decida fusionar las diferentes excursiones a su antojo. Los senderos están abiertos las veinticuatro horas, los trescientos sesenta y cinco días del año. Sólo depende del ciclista decidir que camino tomar.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También