Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Un viaje seguro y sin sorpresas

La época estival ha comenzado y, en este período, todos los consejos son pocos si queremos disfrutar de un viaje seguro y sin sorpresas.

Redacción

Whatsapp
Transmitir a todos los conductores la importancia de mantener el cuidado del vehículo, más si cabe antes de emprender este tipo de viajes.

Transmitir a todos los conductores la importancia de mantener el cuidado del vehículo, más si cabe antes de emprender este tipo de viajes.

ANTES DE SALIR DE VIAJE . . .

Revise la presión de los neumáticos con un manómetro (disponible en cualquier gasolinera). Una presión adecuada aumenta el agarre y la seguridad en carretera, así como su durabilidad. Sin embargo, si tenemos un neumático poco inflado, el vehículo consume más gasolina y el neumático se calienta antes. Por otro lado, un inflado excesivo desgastará el centro del neumático, lo que aumentará el riesgo de accidente.

La medida de presión debe hacerse con los neumáticos en frío y teniendo en cuenta la carga del vehículo. Las indicaciones de presión suelen estar en la tapa del depósito de gasolina de su vehículo, en el canto de la puerta del conductor o en el compartimento del motor.

Una carga bien distribuida contribuye a la estabilidad del vehículo y facilita la conducción. Consulte en la Ficha Técnica del coche la Masa Máxima Autorizada para no sobrecargar el vehículo y recuerde que el peso influirá en la respuesta del mismo, pudiendo disminuir su potencia o la distancia de frenado.

El maletero es el sitio más seguro para llevar objetos -lo más pesado en el fondo y el resto encima, repartido de manera homogénea e intentando que los bultos no se muevan. Además, asegúrese de llevar el kit de seguridad (juego de triángulos, etc).

Compruebe que el vehículo está preparado para hacer un viaje de largo recorrido, especialmente que el nivel de aceite y agua sea el adecuado. La vida del motor de un coche depende, en gran medida, de que tenga un buen nivel de lubricante y refrigerante. Si el nivel es deficiente, el motor terminará por griparse y, si excede el límite, puede provocar una rotura. Para hacer una correcta medición, el vehículo debe estar siempre en suelo horizontal, parado y con el motor frío.

Busque y analice la ruta que va a realizar antes de entrar en carretera. No deje espacio a la improvisación, a día de hoy existen multitud de aplicaciones móviles dirigidas a ayudar a circular mejor, calcular y grabar la ruta, consultar información del tráfico, entre otros.

DURANTE EL VIAJE . . .

Hay factores que incentivan la aparición de la fatiga: la monotonía del paisaje, las altas temperaturas… El mejor remedio para combatirla es el descanso. Si el desplazamiento es superior a 200 km o supera las dos horas de conducción, realice paradas de, mínimo, 15 minutos de duración.

Una vez estacionado el coche, aproveche para dar un paseo e hidratarse, bebiendo agua o refrescos con azúcar, y si es necesario, duerma antes de continuar el viaje. Recuerde, los últimos kilómetros son los más peligrosos, así que no baje la guardia hasta llegar a su destino.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También