Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una 'jam session' de colores y texturas

El artista Juan José Hernández fusiona la pintura y el jazz en una exposición en el tinglado 4 del Moll de Costa de Tarragona

Javier Díaz

Whatsapp
Juan José Hernández antes dos de sus obras

Juan José Hernández antes dos de sus obras

Juan José Hernández fue piloto comercial de aviones y helicópteros en Estados Unidos. Voló poco. De regreso a España montó negocios de fotografía y alquiler de limusinas y coches de lujo. Le fue bien. Ahora, con 58 años y jubilado, se dedica a fusionar sus dos pasiones: el jazz y la pintura. Da color a su música y encuadra su sonido en los lienzos. Su musa es el violonchelo. «Me encantan su figura y sus formas estilizadas», afirma este barcelonés afincado en Tarragona desde hace 25 años.

Una exposición en el tinglado 4 del Moll de Costa del Puerto de Tarragona muestra su faceta como pintor. Se titula Art of Music y recopila las obras que ha creado en apenas un año, el tiempo que lleva dándole al pincel. Es autodidacta. «Vi un cuadro que me gustó y me planteé pintar  algo para mí y para que mi mujer lo observara». Está influenciado por el cubismo y juega con el blanco y negro, el color, el volumen y la perspectiva en diferentes texturas.

Toca el piano, el saxo, la trompeta, la gaita francesa o el acordeón. Sólo jazz. Los instrumentos musicales son protagonistas en su vida cotidiana –ensaya dos o tres horas al día– y en sus obras pictóricas.  Los plasma con colores vivos, llamativos, incluso los humaniza. Los músicos están en movimiento. «Trato de mostrar la esencia de la música. Cómo disfrutan un saxofonista o un trompetista cuando están tocando», explica Hernández, cuyo nombre artístico, con el que firma los cuadros, es Jazz.

La colección incluye un apartado naif, con relieves de paisajes en madera «dirigidos tanto a un público adulto como infantil». Y pinturas de rincones de ciudades que le han cautivado en sus viajes.

«Quiero sorprender al público, que tenga una sensación agradable. La pintura, como la música, tiene que emocionar y transmitir. ¿A qué nivel? Qué más da. Es como los chistes, que te pueden hacen reír aunque sean sencillos», apunta Hernández.

Art of Music se puede visitar hasta el próximo domingo. De martes a viernes el horario es de 17 a 20 horas. Los sábados, de 10 a 14 horas y de 17 a 20 horas. Y el domingo, de 11 a 14 horas. La entrada es gratuita. «El fin de semana haré una jam session en la exposición con músicos amigos  para despedirla», concluye el artista.

Temas

Comentarios

Lea También