Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Unos 1.800 menores son atendidos al año por consumo excesivo de alcohol

Los 13,8 años son la edad media de inicio en el consumo de alcohol en Catalunya

Redacción

Whatsapp
El consumo de alcohol es ya algo habitual en muchos adolescentes, que beben grandes catiades en poco tiempo para emborracharse. FOTO: DT

El consumo de alcohol es ya algo habitual en muchos adolescentes, que beben grandes catiades en poco tiempo para emborracharse. FOTO: DT

El número de menores atendidos por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) por consumo excesivo de alcohol se ha estancado alrededor de los 1.800 casos en los últimos cinco años, según datos de la Agència de Salut Pública de Catalunya. Los casos atendidos por las ambulancias en Catalunya en la franja de 8 a 17 años fueron 1.783 en 2012; se registraron 1.734 episodios en 2013; 1.848 en 2014; 1.867 en 2015, y 1.703 jóvenes hasta octubre de 2016, según las últimas cifras disponibles.

El subdirector general de Drogodependencias de la Agència de Salut Pública de Catalunya, Joan Colom, señaló que estadísticamente el crecimiento no es relevante y que los datos muestran una «estabilización», si bien lamentó que la cifra ya es suficientemente relevante. «Estamos preocupados y ocupados. Consideramos el alcohol el principal problema de salud pública en el ámbito de las drogas», manifestó Colom al recordar que el 80% de los menores han tomado alcohol antes de los 18 años.

El 77% de los menores habían consumido alcohol en el último año; un 68% en el último mes, y un 1,3% a diario. Los 13,8 años son la edad media de inicio, manifestó Colom, y destacó que «no es verdad que la edad haya bajado» en los últimos años.

Según un estudio realizado entre la población escolar de 14 a 18 años, el 23,7% habían tenido alguna borrachera en los últimos 30 días; un 28% habían consumido cinco unidades de bebidas –la práctica se conoce como ‘atracón alcohólico’ o con el nombre en inglés de binge drinking–, y el 21% habían hecho ‘botellón’.

El adulto también preocupa

«Ahora se han puesto de moda las estadísticas sobre consumo entre los menores, pero la población adulta también nos preocupa, porque el 20% tiene un consumo de riesgo», alertó Colom, quien considera el alcohol un problema relevante en materia de salud pública. «Es necesario recomendar a la gente que ponga más sentido común que nunca y recordar que, con el alcohol, menos siempre es mejor», señaló el responsable de Drogodependencias de la Agència de Salut Pública de Catalunya.

Temas

  • NALTROS

Lea También