Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vassil Lambrinov, violinista de Blaumut: "Nuestra música nos equilibra"

El grupo catalán estrena su último trabajo, ‘Equilibri’, este sábado en el Teatre Bartrina de Reus a partir de las 21 horas. Un proyecto con el que han experimentado con sonidos electrónicos e instrumentales
Whatsapp
Los músicos de Blaumut, en una imagen del año pasado en el Teatre Bartrina. FOTO: Alba Mariné

Los músicos de Blaumut, en una imagen del año pasado en el Teatre Bartrina. FOTO: Alba Mariné

Después de las exitosas canciones de ‘Pa amb oli i sal’, ‘Bicicletes’ y ‘El primer arbre del bosc’, el grupo musical Blaumut —compuesto por el guitarra y voz Xavi de la Iglesia, el violinista Vassil Lambrinov, el chelista Oriol Aymat, el batería, percusionista y coros Manel Pedrós y el contrabajo, bajo eléctrico y sintetizador Manuel Krapovickas—, vuelve con un repertorio más rico inmortalizado en su tercer disco llamado ‘Equilibri’, que se presentará este sábado en el Teatre Bartrina de Reus a partir de las  21 horas. 

Producido por Marc Parrot y editado por Música Global, el quinteto vuelve lleno de ideas, emociones y paisajes sonoros con los que amplíar su estilo, ya que a este trabajo se le acopan melodías instrumentales y algo más electrónicas. Sin dejar, eso sí, de maridar sus letras con los arreglos de diversos instrumentos clásicos de cuerda. 

El Diari entrevista al violinista Vassil Lambrinov, como representante del grupo. 

¿Qué significa el nuevo proyecto de ‘Equilibri’ para todo el grupo?

Ha sido un trabajo muy natural. En primavera nos pusimos a grabar y fue un proceso muy creativo e interesante. Creemos que hemos apostado por ampliar la riqueza estilística en este último trabajo y que con la labor de Marc Parrot, nuestro productor en ‘Equilibri’, hemos tenido mucho más tiempo para vivir el proceso de la creación. 

Pasaron de autoeditarse el disco, en el caso de ‘El primer arbre del bosc’, a contar con la discográfica Música Global. La experiencia habrá sido muy distinta...

Cada disco lo es en realidad. Con este último proyecto hemos aprovechado aún más la experiencia que hemos adquirido. Sabemos de qué trata el proceso de realización de un trabajo musical y valoramos todos y cada uno de los pasos realizados. ‘Equilibri’ es el trabajo más completo que hemos elaborado. Hemos profundizado mucho en el tema del sonido, acordes y en el trabajo de la cuerda, que son todo un distintivo para el grupo. Esperamos que todo esto se note en nuestra música, ya que queríamos ofrecer más variedad, musicalmente hablando. 

¿En qué punto se encuentran ahora mismo?

En un punto ideal. Nuestra música nos equilibra, nunca mejor dicho. Lo que hemos hallado en lo que hacemos pretendemos trasminitrlo al público a través de nuestra música. De hecho, estamos en un momento muy importante y este equilibrio  supone toda una guía en el camino. 

Siguen apostando por las metáforas visuales y las atmósferas en sus letras, ¿la labor de Xavi se ha inspirado en otros temas para escribir esta vez?

La metáfora es la marca de la casa. Como nos ha comentado infinidad de veces al grupo Xavi, él se inspira en evidencias, emociones y rincones que se encuentra. Incluso a veces suelen ser ideas. Todo le ofrece una línea para escribir y crear. Por lo general, no es proclive a desvelar qué estrategias usa para poder escribir, simplemente lo hace y prefiere que el oyente opine con libertad, que saque sus propias conclusiones y que experimente partiendo de su interpretación, que puede cambiar con el paso de los años. En esta caso, el proceso nos recuerda mucho a la poesía, porque las letras son lo fundamental, una vez formuladas, Xavi nos suele trasladar al resto de los músicos el material y empezamos a transformarlo en una composición más ámplia. 
 
¿Cuál está siendo la recepción del nuevo disco?

Desde el primer momento, nos hemos arriesgado con todo lo que hemos ido realizando, podemos decir que estamos muy ilusionados. El recibimiento ha sido fructífero y repartido en una gran variedad de franjas de edad. Intentamos adaptarnos a todos los espacios posibles para atraer a diferentes tipos de público y con estilos diferentes, que puedan disfrutar tanto aquellos que nunca nos han escuchado, como los que nos siguen habitualmente. Empezamos con ritmos de folk, piezas más sinfónicas y ahora nos hemos atrevido con ritmos más electrónicos. 

Ya sea en teatros o auditorios...

Solemos adecuar también nuestro repertorio a diferentes espacios, sí. Ya sean teatros, auditorios y salas de conciertos. Para nosotros son retos a los que con gusto nos enfrentamos, porque queremos conectar con la gente, que sientan una experiencia rica en matices.

De las trece canciones, ¿ha habido alguna de puedan describir como ‘complicada’ o ‘diferente’?

Cada canción es un mundo. Han habido algunas más complicadas  que otras de llevar al directo, sobre todo por cuestiones técnicas. En el caso de la instrumental ‘Camí dels elefants’, el único directo que pudimos ofrecer fue en el Festival Grec 2017, donde pudimos contar con un equipo de músicos más amplio. Una composición ‘diferente’, podría ser ‘Encara’, en la que utilizamos voz y guitarra. Una creación desnuda que solemos adaptar de otra manera en el directo.

Por otro lado, con ‘Equilibri’ también han dado un paso adelante actuando en Madrid, por ejemplo. ¿Cómo han acogido ampliar la ruta?

Estamos muy agradecidos. Y está siendo toda una experiencia, es un paso nuevo y da unpoco de respeto. Hemos estado en las Islas Baleares, Valencia y Madrid. Nos hemos sorprendido, porque aunque en algunos sitios no entiendan el catalán, no supone ninguna barrera. La música es un lenguaje que no entiende de fronteras. Este cambio  no nos ha venido de forma automática y tampoco ha sido buscado. Nosotros hacemos los que nos gusta y ha sido una progresión natural. 

Ampliar la ruta de las giras supondrá además toda una apuesta, ¿no?

Significa mucha producción y es muy complejo. Has de contar con un gran equipo, como iluminación y sonido y la inversión tiene que salir a cuenta. Nada nos gustaría más que ampliar horizones y no descartamos hacerlo en un futuro, pero nunca es sencillo hacer previsiones a corto plazo. 

Su público, se moverá sobre todo por el medio digital...

Sí, nuestro contenido se consume sobre todo vía online. El CD se ha convertido en una especie de souvenir que hay que seguir produciendo, pero todos sabemos que el smartphone y el ordenador se lleva gran parte del mercado que suele ser en su mayoría por ‘streaming’. 

¿Cómo miden su repercusión?

Hoy en día contamos más por reproducciones y el rendimiento lo encontramos en los directos. Aunque corroboramos que grabar y cerrar un disco en formato físico siempre es indispensable, creemos que no se debe perder nunca este proceso y que supone un prestigio para el grupo musical. 

Temas

Comentarios

Lea También