Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Ver un jardín de amígdalas fruto de las risas me alegra’

Entrevista a Luis Piedrahita, cómico, guionista e ilusionista. Este viernes presentará el espectáculo de «Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas» en el Palau Firal i de Congressos de Tarragona

Mouad El osri

Whatsapp

Luis Piedrahita nació en A Coruña el 1977. Es humorista, escritor, director de cine e ilusionista. Lleva más de quince años presentando espectáculos de «stand up comedy» por España y América Latina. Este viernes presentará el espectáculo de «Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas» en el Palau Firal i de Congressos de Tarragona a las 21:00. El espectáculo durará una hora y media aproximadamente.  El precio será de 22 euros. 

 ¿Qué relación tienen unas amígdalas con que nos debamos llevar lo mejor de la vida? ¿Por qué amígdalas y no… orejas?
- El espectáculo tiene ese título porque las amígdalas son la parte del cuerpo que el público enseña cuando se ríe. Cuando el respetable se ve poseído por las carcajadas, lo que yo veo desde el escenario son su laringes. Veo un jardín florido de rosadas amígdalas que considero amigas. Por eso el título: «Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas».

- ¿Entonces hará bromas de amígdalas?
- Ah, sí, se me olvidaba. Me gustaría añadir que en el espectáculo no se habla de amígdalas. No está mal avisarlo porque muchos asisten solo por si hay chistes sobre tejido linfoide y no quiero que se lleven el engaño. 

- ¿Cómo surgió la comparación de la vida con un hotel?
- Porque la vida es como un hotel. Es un sitio en el que vas a estar poco tiempo y tienes que llevarte todo lo que puedas.

- ¿Cómo busca contribuir este espectáculo a la construcción masiva?
- Me interesa más construir que destruir. Es más interesante construir una amistad que destruir un enemigo. Pero también es más difícil. Lleva trabajo. Supone esfuerzo. Destruir el tetrapilo de Palmira puede hacerlo cualquiera, construirlo no es tan fácil. Por eso me gusta decir que el humor es un arma de construcción masiva. De tus preguntas deduzco que eres una persona inteligente, culta y aseada, así que creo que también te gustará a ti.  Fíjate que prefiero hablar bien de ti antes que de mi propio espectáculo.
 
- ¿Qué significa para usted esta nueva gira de este espectáculo?
- Pues mira, no quisiera ocultar que de este espectáculo se ha dicho ya varias veces que es una de las obras más ingeniosas, brillantes y poéticas del siglo XXI. Lo que sí me gustaría ocultar es que he sido yo el que lo ha dicho.

- ¿Cuando vas a hoteles también se lleva cosas?
- Siempre me llevo la cinta esa que ponen en la tapa de váter y que pone “higienizado”. Luego la pongo en la de mi casa y así no lo tengo que fregar.

- ¿Qué es la parte de los hoteles que más detesta?
- Hay hoteles modernos cuyos grifos no los entiende ni un astrofísico. Hay palancas, botones, conmutadores, chorritos, termómetros… Parece que uno pueda lanzar un misil desde allí.

- ¿Alguna anécdota que le haya ocurrido con estos hoteles supersofisticados? Debe tener alguna contando que para por muchos a lo largo del año...
- Pues mira, recuerdo que en una ocasión, después de llevar bastante tiempo intentando activar la ducha, resolví bañarme en el bidé. Esa vez me rendí con la ducha, la bañera, el lavabo y me decidí por el bidé porque era el único cacharro con el que fui capaz de entenderme. Puse a toda potencia el chorro ese que dispara hacia el techo y poco a poco me fui enjuagando como un jilguero en la fuente de un parque. La verdad es que el chorro tenía mucha fuerza. No quiero pensar lo que le podría pasar a un ser humano normal, sentado allí con ese chorro a toda potencia. Se le iba a enjuagar hasta la campanilla.

- ¿Y algo que deteste de la vida o el alma de los humanos?
- Detesto la arrogancia, la insolencia, la petulancia, la soberbia, la pedantería, la inmodestia y a la gente que utiliza muchos sinónimos para la misma cosa.

- ¿Ha actuado anteriormente en Tarragona? ¿Qué es lo que le llamó la atención o le impulsó a acceder a venir a esta ciudad?
- La gira la diseña la productora, que soy yo. Y vamos a donde nos quieren. En Tarragona nos quieren y siempre es un placer actuar ahí. No es la primera vez. Debo decir que se come muy bien. Y barato.

- ¿Cuándo empezó con el humor y el ilusionismo?
- En la adolescencia que es la edad en la que surgen las pasiones. La magia en aquellos años era como una novia para mi: me robaba el sueño, ocupaba casi todo mi tiempo y mantenía mis manos ocupadas. Me hacía viajar, conocer gente… Cada vez que aparecía el humor, el mundo era un lugar mejor.

- ¿Algún proyecto para el futuro que ya se pueda desvelar?
- Acabo de terminar mi próximo libro. Puedo adelantarte el título, pero por favor no se lo digas a nadie: «Cambiando muy poco algo pasa de estar bien escrito a estar mal escroto». Será un libro en el que se recojan palabras inventadas para dar nombre a conceptos y situaciones que todos reconocemos pero que no tienen un significante que les dé nombre. Llevo escribiendo este libro cinco años. Primero fue una sección en el programa de El Hormiguero, luego una sección en la radio y ya enseguida será un libro...Otro proyecto futuro es que tengo pensado cortarme las uñas de los pies.

Temas

Comentarios

Lea También