Más de Naltros

Vestidas 'de mujer' para ir a trabajar

Trump exigió a sus empleadas que 'vistan como mujeres' y la respuesta en las redes no se hizo esperar. Pero atención, no es el único jefe que piensa así

Norián Muñoz

Whatsapp
Vestidas 'de mujer' para ir a trabajar

Vestidas 'de mujer' para ir a trabajar

Las redes sociales no tardaron en responder al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, después de que exigiera a las empleadas de la Casa Blanca que «vistan como mujeres» durante su jornada de trabajo . En Twitter, el hashtag #DressLikeAWoman se convirtió en Trending Topic en cuestión de horas.

Aunque la noticia saltó el fin de semana pasado, días después mujeres de diferentes partes del mundo, también españolas, seguían compartiendo sus fotos con su indumentaria de trabajo. Había jardineras, trabajadoras de fábrica, científicas, astronautas, médicos... y un larguísimo etcétera.

Pero atención, la idea de que las mujeres tienen que responder al estereotipo femenino más tradicional: falda, tacones, maquillaje... no es exclusividad del jefe Trump. Muchas empresas todavía establecen códigos de vestuario para sus empleadas claramente diferenciados de los de sus compañeros varones.

De hecho, hace unos días el Parlamento Británico reclamó al Gobierno multar a las empresas que imponen a sus trabajadoras un código de vestimenta sexista, como llevar tacones altos o faldas cortas.

El documento comenzó a elaborarse tras la denuncia pública en 2015 de la recepcionista Nicola Thorp, que fue enviada a casa cuando trabajaba para la consultora PwC por no llevar tacones lo suficientemente altos.

Sentencias en España

En España, explica Isabel Desviat, en el blog Diario La Ley, destacan algunas sentencias recientes al respecto, como la dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de 17 de marzo de 2015, que anuló la sanción impuesta a una trabajadora que prestaba servicios como guía de Patrimonio Nacional. La empleada desobedeció las órdenes de un superior para vestir el uniforme femenino, al considerar que la utilización de faldas cortas, finas blusas y zapatos de tacón alto era inapropiada e incómoda, porque estaba muchas horas de pie. Los tribunales le dieron la razón, aunque no consideraron que fuera un asunto sexista.

Otro caso sonado fue el que conoció también el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en una sentencia de 3 de junio de 2015. En esta ocasión, la trabajadora, dependienta de una tienda, fue despedida por negarse a ir maquillada a su puesto de trabajo. El Tribunal declaró nulo el despido.

Vamos, que el ‘uniforme de mujer’ para ir a trabajar sigue vivo y coleando, pero se le podrían estar acortando los días.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También