Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Violant Llopis: 'El microteatro me ha ayudado a seguir trabajando como actriz'

Entrevista a la actriz vallense
Whatsapp
Violant Llopis actuará este viernes en Picamoixons, donde ofrecerá cuatro sesiones de ´Moleskine´, de Jordi Cervera.  Foto: Santi Jiménez

Violant Llopis actuará este viernes en Picamoixons, donde ofrecerá cuatro sesiones de ´Moleskine´, de Jordi Cervera. Foto: Santi Jiménez

- Hábleme del microteatro.

- Es teatro de proximidad, con un número reducido de público. Es un espectáculo muy adaptable al lugar, a la gente.

 

- ¿Qué tiene de especial?

- Para mí ha sido una oportunidad que me ha ayudado a seguir trabajando. El sector está muy mal y ahora mismo apenas hay castings abiertos de texto. Este formato es una manera de dejarte ver, porque no hace falta una gran producción, puedes dirigirte tú mismo, sin una gran infraestructura, y esto lo pone fácil para poder ir a muchos sitios. En este sentido ha sido una oportunidad.

 

- Buscar nuevos formatos para adaptarse al momento actual...

- Sí, pero también tengo la suerte de que hay gente joven con locales, con ganas de hacer cosas, y nos ayudamos mutuamente. Con iniciativas como el microteatro, existe la posibilidad de abrirte más puertas.

 

- ¿Y llevar el teatro a escenarios no habituales?

- Como por ejemplo las cafeterías. Y cada vez hay más. La gente busca vivir sensaciones y experiencias distintas. No digo que haya que dejar de ir al teatro, para nada, pero esta otra modalidad puede convertirse en una opción más.

 

- ¿El público participa?

- Lo hago participar mucho. La gente también es protagonista.

 

- ¿Busca un perfil específico con ‘Moleskine’?

- No me dirijo a nadie en concreto. Aunque a veces la gente sale un poco afectada, ya que el espectáculo apela a muchas emociones. El tema es muy complicado.

 

- La muerte.

- La muerte, los funerales, el amor... Y hablo de ello mientras les estoy mirando a los ojos. El actor está a menos de un metro de ellos.

 

- ¿Cómo reacciona la gente?

- Me he encontrado con reacciones de todo tipo. Hay quien no te aguanta la mirada, quien se pone nervioso y se ríe, a quien le coge un ataque de tos, quien interactúa y te habla mientras haces el monólogo y, con el paso del tiempo, he tenido la tranquilidad de viajar en el monólogo con seguridad.

 

- No debe ser fácil.

- No lo es. Pero ahora ya me siento mucho más cómoda. Al principio pensé: «Madre mía, ¡dónde me he puesto!». Luego me planteé que tenía que hacerlo, o sino debería cambiar de profesión. Así que me lancé, porque si tengo que esperar a que me llamen, no lo harán.

 

- ¿Es suficiente para ganarse la vida?

- Hay meses en que funciona muy bien y otros en que no. Además, soy autónoma y nosotros no lo tenemos fácil... Lo voy compaginando con otras cosas que me salen, aunque ahora el microteatro es la base de mi trabajo.

 

- ¿Cómo se siente más cómoda, haciendo reír o llorar?

- Me gusta todo, pero hacer reír es más difícil.

 

- ¿Tiene otra propuesta de microteatro en mente?

- Cuando empecé, mi principal objetivo era tener algo para que me vieran y que me ayudara a acceder a otros castings. Pero ahora me siento cómoda y ya estoy pensando en un próximo espectáculo de este formato.

 

- ¿Puede adelantar algo?

- Es muy pronto, porque todavía está en fase muy inicial. Aún así, no dejaré de moverme, hacer castings y promocionarme.

 

- ¿Este es el secreto?

- Completamente. A mí, lo bueno que me ha traído la crisis es hacerme espabilar. Enviar currículums no es suficiente. Hay que moverse, saberse vender y aprender mucho. Esto no te lo enseñan en la escuela y tienes que ir adaptándose a ello a lo largo del camino.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También