Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Volvo Cars aumenta la producción en China y desvela la nueva estrategia para este país

Volvo Cars, el fabricante de vehículos Premium, ha presentado una nueva estrategia de fabricación para China con la que se incrementará la capacidad de producción y transformará la región en un núcleo de fabricación y exportación global que atenderá la creciente demanda de la nueva gama de vehículos en Estados Unidos, Europa y Asia Pacífico.

Redacción

Whatsapp
Planta de Luqiao.

Planta de Luqiao.

Volvo Cars fabricará sus vehículos S90, basados en su arquitectura escalable de productos (SPA), en la planta de Daqing, una localidad de la provincia de Heilongjiang, situada al norte de China. Además, ayer anunció que la producción del nuevo S90 premium se trasladará en el futuro de Europa a China.

La empresa sueca también ha informado de que los vehículos actuales y futuros del segmento medio de la serie 60 basados en SPA se construirán en la planta de Chengdú (provincia de Sichuan, China occidental), mientras que los nuevos vehículos del segmento compacto de la serie 40 basados en la arquitectura modular compacta (CMA) se fabricarán en una planta que se está edificando actualmente en Luqiao, 350 km al sur de Shanghái.

«Con tres fábricas —y la asignación de una línea de automóviles a cada una— Volvo crea una estructura de producción eficiente que garantiza capacidad de crecimiento de cara al futuro», señala Håkan Samuelsson, presidente y director ejecutivo.

En la planta de Luqiao, que pertenece a Zhejiang Geely Holdings pero está operada por Volvo Cars, se fabricarán la nueva gama de la serie 40 basados en la nueva plataforma CMA de Volvo y los vehículos basados en CMA para LYNK & CO, la nueva marca de automóviles lanzada en octubre por Geely Auto, con lo que se destacan las crecientes sinergias industriales que está desarrollando el grupo automovilístico.

El aumento de la capacidad de producción de Volvo en China forma parte de su mayor huella industrial global.

Volvo opera actualmente dos plantas en Europa: una en Suecia y otra en Bélgica. En la planta sueca de Gotemburgo seguirán fabricándose los vehículos SPA de las series 90 y 60, mientras que la planta belga de Gante se dedicará exclusivamente en el futuro a la producción de vehículos CMA, y allí se fabricarán los nuevos vehículos de la serie 40.

Volvo también está construyendo una nueva planta en Carolina del Sur, Estados Unidos, donde también se fabricarán vehículos basados en SPA para el consumo estadounidense interno y para la exportación.

Los detalles sobre la nueva estrategia de fabricación de Volvo en China se han hecho públicos el mismo día en el que se han presentado una nueva versión fabricada en China del Volvo S90 y un modelo Premium de alta gama con mejoras especiales denominado

S90 Excellence como adelanto a su primera aparición pública en el Salón del Automóvil de Cantón 2016.

El nuevo S90 será el mejor vehículo premium fabricado hasta ahora en China. Ambas versiones se fabricarán en el centro de producción de Volvo Cars en Daqing, desde donde se exportarán a todo el mundo, poniendo de relieve el gran nivel de calidad que sustenta la estrategia mundial de producción de Volvo.

Todas las fábricas de Volvo Cars son fieles al Sistema de Fabricación de Volvo Car (VCMS) global de Volvo Cars, y aplican y observan los estándares globales de calidad y de fabricación de la empresa.

Volvo ha abierto camino en el crecimiento de las exportaciones chinas de vehículos de fabricación local al resto del mundo. Fue el primer fabricante occidental que exportó un vehículo premium producido en China al mercado estadounidense en 2015 con el S60 Inscription.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También