Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vuelve Cirque du Soleil

‘Varekai’ llega a PortAventura. Estará hasta el 13 de agosto

Diari de Tarragona

Whatsapp
Fernando Miró interpreta al protagonista Ícaro. Fotos: Pere Ferré

Fernando Miró interpreta al protagonista Ícaro. Fotos: Pere Ferré

La carpa ha vuelto dos años después. Fotos: P. Ferré

La carpa ha vuelto dos años después. Fotos: P. Ferré

Los cincuenta artistas del espectáculo Varekai de Cirque du Soleil han tenido una semana para aclimatarse a la Costa Daurada. Llegaron el jueves y mañana estrenan en PortAventura, donde estarán hasta el 13 de agosto. Otro centenar de personas trabaja en la producción. Son de 19 nacionalidades y se alojan en apartamentos en Salou. «Para nosotros es un privilegio estar dos meses tan cerca del mar y la playa. Es casi como unas vacaciones», bromea Julie Desmarais, directora de Relaciones Públicas de la compañía canadiense.

Pero de vacaciones nada. Los  protagonistas del show se machacan durante horas en el backstage de la gran carpa, acondicionada con todos los aparatos de gimnasia que necesitan para ensayar y mantenerse en forma. Durante las próximas cinco semanas y media ofrecerán dos pases diarios de miércoles a domingo, a las 18.00 y las 21.00 horas, y uno los martes a las 21.30 horas. Los lunes será su día libre. Las entradas cuestan entre 42 y 80 euros.

El escenario donde transcurre la función. Fotos: Pere Ferré

Varekai es el tercer espectáculo que Cirque du Soleil lleva a PortAventura. El primero fue Kooza en 2014 y el segundo Amaluna en 2015. «Hemos firmado un contrato hasta 2020, así que hasta entonces está garantizado un espectáculo diferente cada verano», asegura Mark Robinson, director comercial del resort de Salou y Vila-seca. «La idea es tener aquí una sede estable, aunque todavía no tenemos nada cerrado más allá de 2020», añade Desmarais.

La carpa, instalada detrás del hotel Gold River, tiene capacidad para 2.300 personas. «Esperamos superar este verano los 110.000 espectadores –cifra similar a la de los años anteriores–. La venta de entradas va muy bien, aunque mucha gente suele comprarlas a última hora. Nuestro principales clientes son turistas españoles», afirma Robinson.

Una de las acróbatas durante un ensayo ayer. Foto: Pere Ferré

Varekai lleva desde 2002 danzando por todo el mundo. Este año se jubilará. Después de PortAventura irá a Oslo y luego a Estados Unidos. Y ya no se representará más. Cuenta la historia de Ícaro, un joven solitario de la mitología griega que cae del cielo y aterriza en las sombras de un bosque mágico, un mundo caleidoscópico lleno de criaturas fantásticas. Rinde homenaje al espíritu nómada, al alma y al arte de la tradición del circo.

Más de cien personas trabajan en esta producción

«Ícaro no puede apenas caminar y está sufriendo. Ha perdido todo en la vida. Pero consigue levantarse y encuentra su camino. Hasta se enamora. Es una historia de amor y de superación», explica el puertorriqueño Fernando Miró, que encarna al joven protagonista.

Durante las dos horas que dura el espectáculo, los artistas realizan acrobacias y coreografías ambientadas en espacios sobrenaturales. Son atletas, algunos exgimnastas profesionales. La música es en directo, con una banda y dos cantantes (uno femenino y otro masculino). El batería es el único de los cincuenta artistas que está de gira con Varekai desde que arrancó en 2002.

Algunas de las máscaras que usan los artistas. Fotos: Pere Ferré

El vestuario está hecho a medida y de manera artesanal. Las modistas tardan hasta 25 horas en confeccionar algunos elementos. Entre bambalinas se apresuran para que todo esté a punto. «Se usan más de 2.000 piezas y hay 80 looks en el escenario. Las mujeres se cambian entre tres y cinco veces y los honres dos o tres veces», concluye la directora. 

Temas

Comentarios

Lea También