Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Naltros Estrenos

Vuelve ´Jason Bourne´, y ahora ya... con memoria

Un estupendo y frenético thriller de acción bajo la batuta de Paul Greengrass y el peso específico del único JB, Matt Damon

Eduard Castaño

Whatsapp
Vuelve ´Jason Bourne´, y ahora ya... con memoria

Vuelve ´Jason Bourne´, y ahora ya... con memoria

La quinta película de la saga de Jason Bourne vuelve a sus esencias. Es decir, acción frenética, un buen guión, la dirección de Paul Greengrass y... Matt Damon.

Atrás quedan inventos raros como sustituir a Damon por Jeremy Renner en aquel intento de 2012 de cambiar a Bourne por no se sabe qué. Aquello de ‘El legado del Bourne’ no fue más que una excusa para probar a ver cómo funcionaba sin el original. Y ya se sabe: como el original, no hay nada. Y el original es Damon, Matt Damon.

¿Porqué serán que los grandes espías y agentes tienen como iniciales JB? Sí, Jason Bourne, James Bond o Jack Bauer (’24 horas’). Casualidades de la vida.

Lo que no es casualidad es que la trilogía de Jason Bourne protagonizada por Matt Damon es la que da más juego. Y, especialmente, la segunda y la tercera de la saga. Otra casualidad: ambas dirigidas por un cineasta especialista en los thrillers. Paul Greengrass (‘Capitán Phillips’, ‘Green Zone: distrito protegido’ o la excelente ‘United 93’) es un artesano de este tipo de cine. Controla el ritmo de la acción, como ya demostrara en ‘El mito de Bourne’ (2004) y en la posterior ‘El ultimátum de Bourne’ (2007).

Hemos tenido que esperar nueve años para que director y actor se reencontraran para un nuevo filme de la saga. Pero ha merecido la pena.

Para los amantes del cine de acción, este ‘Jason Bourne’ está plagado de persecuciones, caídas, explosiones y peleas cuerpo a cuerpo. A penas hay momento para el respiro bajo una trama que va ‘in crescendo’ . La mayor parte de la película (un 80%) es acción pura y dura. En la otra, Greengrass, cuyo pasado periodístico asoma en casi todas sus películas, nos plantea la eterna duda (que, por cierto, no puede estar más de actualidad):¿debe estar la seguridad nacional por encima de las libertades civiles?

Ha vuelto Jason Bourne, héroe de nuestra era. Y lo hace sin problemas de memoria. El binomio Damon- Greengrass se acuerdan perfectamente de cómo funciona el personaje y la puesta en escena que tanto éxito cosechó.

Jason Bourne ya ha recuperado su memoria, pero eso no significa que el más letal agente de los cuerpos de élite de la CIA lo sepa todo. Han pasado años desde la última vez que Bourne estuviera operando en las sombras. ¿Qué ha ocurrido desde entonces? Todavía le quedan muchas preguntas por responder. En medio de un mundo convulso, azotado por la crisis económica y el colapso financiero, la guerra cibernética, y en el que varias organizaciones secretas luchan por el poder, Jason Bourne vuelve a surgir, de forma inesperada, en un momento en que el mundo se enfrenta a una inestabilidad sin precedentes. Desde un lugar oscuro y torturado, Bourne reanudará la búsqueda de respuestas sobre su pasado. Lo dicho: Damon, Matt Damon.

Temas

  • CINE

Comentarios

Lea También