Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Whatsapp

El comité de empresa del Hospital Sant Joan de Reus tiene intención de interponer otra demanda colectiva contra la dirección del centro hospitalario si los trabajadores no cobran las retribuciones variables en función de los objetivos (DPO) de 2016. Cabe recordar que ya iniciaron la vía judicial ante el Tribunal Laboral de Catalunya hace meses por el impago de parte de las DPO de 2015. La fecha límite sería el próximo 31 de este mismo mes de marzo, cuando está previsto que se conozcan los números del cierre del ejercicio del año pasado.

Asimismo lo explicaba ayer la presidenta del comité de empresa, Alícia Martín, quien se mostraba preocupada por la «situación económica del hospital» y las consecuencias que pueden derivarse en un futuro. Y todo ello, subrayaba, por los rumores que sitúan de nuevo el centro hospitalario en unos acuciantes números rojos y el desconocimiento sobre cual será el papel del Departament de Salut de la Generalitat. Por estos motivos, la semana pasada solicitaron una reunión con el consejo de administración para conocer sus intenciones que se celebrará hoy a partir de las 10 de la mañana en la rambla central del Hospital Sant Joan.

Paralelamente también se ha convocado una concentración a la misma hora para protestar y presionar a la dirección del centro. Y es que más allá de las reclamaciones sobre las DPO, el comité de empresa se encuentra con las negociaciones iniciadas al respecto del nuevo convenio colectivo prorrogado desde el pasado 31 de diciembre.

Consultoría interna

También se está a la espera de conocer el resultado de la auditoría de gestión que se encargó a una consultora externa para buscar la forma de salir de la delicada situación económica y redefinir su modelo.

La decisión surgió a raíz de un acuerdo suscrito en junta general y aprobado, después, por el consejo de administración del Sant Joan. El coste de la auditoría se prevé que vaya a cargo del Departament de Salut de la Generalitat.

Sus conclusiones podrían ser determinantes para definir el rumbo que adoptará el Hospital Sant Joan de Reus y la redacción del esperado Plan de Viabilidad.

Comentarios