Más de Noticias

Las cápsulas de café y los servicios streaming de pago entran en la cesta de la compra

Las actualizaciones de la cesta de la compra suponen un reflejo de la evolución de las pautas de consumo de los españoles, puesto que se eliminan productos cuyo compra ha dejado de ser significativa

EFE

Whatsapp
Las cápsulas de café y los servicios streaming de pago entran en la cesta de la compra

Las cápsulas de café y los servicios streaming de pago entran en la cesta de la compra

El INE revisa a fondo cada cinco años la cesta de la compra y la ponderación de los productos que la componen para adecuarla a los nuevos hábitos y para que el índice de precios de consumo (IPC) sea representativo del gasto de los hogares españoles

El incremento del consumo del café monodosis, el auge de los juegos de azar y la preferencia por la música y el vídeo en línea han llevado al Instituto Nacional de Estadística a incluir estos productos en la cesta de la compra, de la que ha sacado la cámara de vídeo, el DVD grabable y el brandy.

Las actualizaciones de la cesta de la compra suponen un reflejo de la evolución de las pautas de consumo de los españoles, puesto que se eliminan productos cuyo compra ha dejado de ser significativa y se añaden otros cuya relevancia ha ido en aumento.

En la anterior revisión (base 2011), entraron las tabletas y la depilación láser y salió el alquiler de películas, mientras que en la previa (base 2006) se incluyó la cirugía estética y se excluyeron las telas para la confección, entre otros ejemplos.

El reajuste de las ponderaciones ha llevado al INE a dar más peso en el IPC al ocio y la cultura, a la alimentación y a la vivienda (que incluye la electricidad), en detrimento del transporte, así como del vestido y el calzado.

Además, no se tendrán en cuenta las transacciones entre hogares, lo que obligará a ajustar la parcela del IPC de automóviles usados.

En la nueva base, se han incorporado otros cambios que tienen que ver con el tratamiento de los artículos estacionales, puesto que algunas frutas y verduras han pasado a estar disponibles todo el año en el mercado. Habrá una nueva metodología que permitirá un cálculo más preciso de las variaciones mensuales para las frutas y verduras que continúan bajo el esquema de la estacionalidad.

Otros ajustes de la nueva base para adaptarla a los requisitos del Sistema Europeo de Cuentas (SEC) afectarán a los seguros (médicos, de vivienda, de vehículos y de decesos), ya que hasta ahora solo se tomaba el gasto efectivamente realizado por los hogares sin tener en cuenta los importes que pudieran haber ingresado en concepto de indemnización.

Con la base 2016, la cesta de la compra pasa a tener 479 artículos, frente a 489 antes, pero no se modifica la muestra, de forma que se seguirán recogiendo cada mes 220.000 precios en 29.000 establecimientos de 177 municipios (las 52 capitales de provincia más otras 125 localidades).

Cambio de ponderación de los grupos

El grupo con mayor influencia dentro del IPC, los alimentos y bebidas no alcohólicas, ha aumentado su ponderación un 5,5 % respecto a la que tenía hasta ahora, otro grupo que ha elevado su ponderación en esta revisión ha sido el cuarto grupo más influyente (los hoteles, cafés y restaurantes) que ha visto aumentado su peso un 4,5 %, en tanto que el quinto (ocio y la cultura) es el que más ha subido en la última revisión, concretamente el 21,8 %.

El segundo grupo más importante, el del transporte, ha disminuido un 5,9 %. La mayor bajada (29,8 %) ha sido para el grupo que incluye otros bienes y servicios, el sexto en importancia, seguido del vestido y el calzado, el séptimo con más peso, con una caída del 11,4 %, mientras que

La nueva base 2016 del IPC se usará por primera vez para el cálculo del índice de enero, que se publicará el próximo día 15 de febrero.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También