Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

158 partidos y 655 listas se darán cita el 24-M en la provincia

Fuerzas como Sí se puede, Guanyem, En Comú, Movem y formaciones localistas irrumpen en un panorama donde coaliciones de izquierdas intentan arañar votos a los partidos de siempre
Whatsapp
Hasta 655 listas competirán en las elecciones municipales del próximo 24 de mayo en toda la provincia.  Foto: J.R/DT

Hasta 655 listas competirán en las elecciones municipales del próximo 24 de mayo en toda la provincia. Foto: J.R/DT

Un total de 158 partidos acudirán a las urnas en la provincia de Tarragona en las elecciones municipales del próximo 24 de mayo, unos comicios a los que concurren 655 candidaturas distribuidas en los 184 municipios. Torredembarra, con 14, es la población que más listas tiene, según lo que se publicó ayer en el Butlletí Oficial de la Província de Tarragona y a la espera de que las candidaturas queden proclamadas.

Estas cifras son la demostración de cómo nuevas formaciones han irrumpido recientemente en el panorama político, aprovechando el retroceso de grupos tradicionales como el PSC y el PP, que han reducido el número de candidaturas presentadas. Cambrils (11), Reus (11), Salou (11) o Calafell (10) son también algunos de los municipios de la provincia que más candidaturas han presentado para el 24-M.

 

Meses de negociación

Nuevamente, han proliferado las coaliciones o uniones municipalistas en muchos municipios. Una muestra de la confluencia la ofrecen fundamentalmente las izquierdas. En Catalunya, el 26% de candidaturas municipales de ICV-EUiA (59 de las 221 que presentará) forman parte de confluencias con Podemos, MES, Procés Constituent, ERC, y, en menor medida, con Avancem, PSC y CUP. Un ejemplo es lo que sucede en Valls, donde comparece la Crida Per Valls, en unión con la CUP y con Poble Actiu. Los últimos meses han estado marcados por intensas y largas negociaciones para llegar a un acuerdo y poder formalizar las candidaturas.

Otra muestra en la capital del Alt Camp la encontramos en la unión entre ICV-EUiA, a la que se ha sumado también el grupo Compromís per Valls. Estas serán también las elecciones en las que se verá más claramente cómo algunas denominaciones de la nueva política intentan buscar su espacio, en detrimento de los partidos convencionales.

Formaciones como Decidim Vila-seca Acord Municipal, Agrupación de Electores Vila-seca en Comú, Construyendo la Izquierda-Alternativa Socialista, Som Poble (El Vendrell), Avui Democràcia o Renovació Democràtica de Salou se presentan en la provincia. «Utilizan denominaciones transversales como plataforma, ciudadanos, candidatura de unidad popular, foro... Normalmente se desmarcan de presentarse como partidos tradicionales y lo hacen más bien como expresión de un movimiento civil. Hablan mucho de estar al lado del ciudadano, que ha quedado olvidado por los partidos de toda la vida. Son fuerzas ‘antiestablishment’ que piden más democracia directa y participativa», desgrana Xavier Casals, doctor en Historia, politólogo y escritor. Para algunos expertos, el fenómeno Podemos –fuerza cuyos miembros pueden concurrir al 24-M pero nunca utilizando esas siglas– ha marcado la confección de muchas de estas candidaturas.

En esa tipología de partidos se ubica también, por ejemplo, el Nou Moviment Ciutadà per Cambrils, una fuerza comandada por Oliver Klein. En el Ebre, Movem Tortosa o Som Tortosa, de la órbita de Podemos, son otros ejemplos mientras que en la costa los movimientos Altafulla Sí Pot/Sí Puede o Sí se puede El Vendrell también se enmarcan en esa filosofía. Entre los partidos nuevos también irrumpe Moviment d’Esquerres (MES), que se presenta, por ejemplo, en Cambrils, liderado por el que fuera alcalde socialista, Robert Benaiges.

 

De Hartos.org a Guanyem

En el resto de partidos, destacan las cinco candidaturas de Solidaritat per la Independència en la provincia y las ocho de Plataforma per Catalunya, entre las que sobresalen Amposta y Tortosa. Otra fuerza que comparece será Guanyem (Ganemos), con hasta cuatro candidaturas en toda la provincia, una de ellas en la capital. El cabeza de lista es Pablo Muñoz Jarque, que ya se presentó en otras ocasiones encabezando al partido Hartos.org.

 

En busca de una oportunidad

La crisis del bipartidismo y de las formaciones tradicionales es un aliciente para que las fuerzas pequeñas y de nuevo cuño puedan buscar su oportunidad en estas municipales. «Siempre que se acercan las municipales hay una explosión, porque es más fácil obtener representación. El debilitamiento de los partidos grandes hace que los más pequeños se vean con más oportunidades de tener mejores opciones. Los grandes pierden votos y de alguna manera son apoyos que están en el mercado. En una ciudad pequeña aumentan mucho las posibilidades de tener éxito. De ahí que muchos quieran presentarse», diagnostica Oriol Bartomeus, profesor de Ciencia Política.

Los partidos municipalistas de cada localidad también tendrán su importancia y buscarán representación en sus respectivos ayuntamientos. Units per Perafort i Puigdelfí, Agrupació Municipal de Perafort, Alcoverencs pel Canvi, Tots Som Aiguamúrcia, Som Alcanar o Més Ulldecona son sólo algunos ejemplos. Otro caso curioso al respecto lo ofrece La Fatarella. Este pequeño pueblo de la Terra Alta tiene tres candidaturas, dos de ellas localistas: Entesa per la Fatarella-Acord Municipal y Agrupació d’Electors Convivència i Progrés.

En este escenario heterogéneo y diversificado, los nuevos partidos intentarán ‘arañar’ sufragios a las formaciones de siempre. CiU es el partido que más candidaturas presenta en la provincia, con 171. Los convergentes están presentes en todos los municipios de comarcas como el Alt Camp, el Baix Penedès y el Baix Ebre. La segunda posición es para ERC, con 123, mientras que PP (101) y PSC (99), están prácticamente igualados en número de listas. En tercera posición está ICV (31), que se mantiene en relación a hace cuatro años, mientras que por detrás se registran dos aumentos importantes: la CUP, que pasa de cinco a 17 candidaturas –se presenta en Tarragona por segunda vez–,y Ciutadans, que aumenta de ocho a diez, aunque aspirando, eso sí, a los municipios más importantes y con más población.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También