Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Abertis se opone a la tarifa plana para autopistas que planifica el Govern

La concesionaria argumenta que el sistema de viñeta ?no permitiría afrontar las inversiones que necesita la red viaria

Whatsapp
Salvador Alemany aludió también a los agravios territoriales que, en su opinión, supondría la viñeta. ACN

Salvador Alemany aludió también a los agravios territoriales que, en su opinión, supondría la viñeta. ACN

Europa Press/EFE

El presidente de Abertis, Salvador Alemany, ve dificultades en la implantación del modelo de viñeta que estudia la Generalitat para sustituir el sistema actual de peajes, en el que, como en una tarifa plana, se pagaría por tiempo de uso (anual) y no por kilómetros.

En Catalunya Ràdio, Alemany argumentó que este sistema no permitiría disponer de recursos inmediatamente para afrontar las grandes inversiones que se requieren para completar la red viaria, y se mostró más partidario de la euroviñeta que impulsa la Unión Europea y que defiende el Ministerio de Fomento, con la que se paga por recorrido.

Alemany considera además que el modelo de viñeta o tarifa plana provocaría agravios territoriales, pero señaló que la decisión final acabará siendo política. Consideró que precisamente los diferentes tratos en el territorio han provocado agravios que, a su vez, han «deslegitimado» el sistema de peajes, y defendió que el sistema actual no se puede prolongar más allá del fin de las concesiones, que llegará entre 2018 y 2021.

Concretó el presidente de Abertis que el coste de mantener una autopista es de 220.000 euros por kilómetro al año. «Las autopistas en ningún caso son gratuitas. O las paga el contribuyente, o el que tiene coche o el que las utiliza», dijo, y criticó que los diferentes ministros de Fomento hayan retrasado la decisión sobre el futuro modelo esperando que llegue el fin de las concesiones. «Ir esperando que venzan las concesiones no me parece la mejor forma. En algún momento habrá que parar, poner el marcador a cero y buscar un sistema armónico y que entienda la ciudadanía», señaló.

El Govern quiere implantar en 2018, con independencia del vencimiento de las concesiones, un modelo de peajes «homogéneo y justo», aplicable tanto a una Catalunya independiente como a una autonómica, y tanto en la comunidad catalana como en el resto del Estado. El secretario de Infraestructuras y Movilidad de la Generalitat, Ricard Font, explicó que el modelo que ve con mejores ojos es el de la viñeta, ya implantada en países como Austria y Suiza.

Font no cifró el coste para el ciudadano de esta tarifa plana, pero indicó que a nivel europeo se han fijado cantidades que van desde los 40 hasta los 110 euros: «Lo que está claro es que las vías de alta capacidad se pagan. Las pagan quienes las utilizan o toda la población a través de impuestos», señaló.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También