Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Adif incluirá las demandas de Vila-seca en el proyecto del Corredor

El ente público asume las actuaciones complementarias a la obra, que han hecho que en La Plana aún no haya plataforma
Whatsapp
El tramo del Corredor del Mediterrani en el tramo de La Plana.  Foto: Pere Ferré

El tramo del Corredor del Mediterrani en el tramo de La Plana. Foto: Pere Ferré

El pulso entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Vila-seca se ha resuelto satisfactoriamente a favor de la administración local. Finalmente, el Gobierno ha cedido e incluirá en el proyecto del Corredor del Mediterrani las demandas de la corporación que preside Josep Poblet. Esto garantizará que puedan iniciarse los trabajos en el tramo de la futura vía, que discurre en la zona de La Plana.

La luz verde definitiva llegó el 30 de abril, cuando el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño, comunicó a través de una carta que «las propuestas realizadas por el Ayuntamiento han sido consideradas en su totalidad». Según la concejal de Urbanisme en funciones de Vila-seca, Manuela Moya, son «peticiones de justicia». Añade: «Cuando defiendes cosas que son de lógica, al final la razón acaba imponiéndose».

Básicamente se trata de actuaciones derivadas de la construcción de la futura línea, que afectan a cuestiones relacionadas con el agua y los caminos.

Entre las actuaciones que se han desarrollado está la construcción de una red, con dos sifones, para recoger el agua de lluvia que, si seguía su curso natural, cruzaba por en medio de la vía. Moya describe que es un problema que debía resolverse «para evitar posibles inundaciones».

La instalación de la vía en este tramo también ha obligado a la construcción de una estación de bombeo para aguas residuales. «A través de la red de alcantarillado, por la propia gravedad bajaba hasta la depuradora. Pero estamos de nuevo con lo mismo, ahora cruza la vía», argumenta Moya.

Tanto los sifones como la estación de bombeo hace ya algunos meses que estaban construidos. Sin embargo, el Ayuntamiento quería tener atados todos los cabos antes de dar luz verde definitiva al inicio de las obras. Después de reuniones varias con los técnicos de Adif, el alcalde de Vila-seca mandó una carta, con fecha de 20 de febrero, dirigida al Secretario General de Infraestructuras. En esta hacía referencia a una reunión mantenida el 13 de febrero, en la que ya se habían abordado las cuestiones que quedaban aún por resolver. Pero Poblet quiso poner por escrito las deficiencias que aún quedaban.

 

Responsabilidad del Estado

Así, tanto Adif como el Ayuntamiento han considerado que los sifones forman parte de la infraestructura ferroviaria y, por tanto, su mantenimiento recaerá sobre el ente público estatal. Además, se ha recogido un conjunto de acciones para evitar nuevos problemas de inundaciones en la estación de bombeo.

En lo que se refiere a la red de caminos, Manuela Moya describe que «las obras afectan distintas vías, entre La Plana y Vila-seca, que queremos recepcionar de nuevo en condiciones». El consistorio ha exigido que el nuevo tramo entre el Camí Fondo y el del Mas de la Cuca, será asfaltado. Aunque la inversión más destacada, en este sentido, ha sido la construcción de un nuevo puente para salvar el obstáculo de las vías y que interrumpía la continuidad del camino del Castell.

Las discrepancias entre ambas partes habían hecho que durante los últimos dos años y medio, las obras en este tramo habían estado paradas. Sin embargo, ahora que Fomento quiere acabar el desdoblamiento del tramo Vandellòs-La Secuita, antes de las elecciones generales, finalmente ha cedido.

«La postura del Ayuntamiento ha sido de máxima lealtad, porque estamos a favor de la conectividad, pero son cuestiones básicas que afectaban a los servicios de nuestra población», argumenta Moya. La responsable de Urbanisme en funciones añade que «una infraestructura nueva siempre es una cicatriz para el territorio, pero estamos hablando de un conjunto de cuestiones que no podían dejarse en el aire».

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También