Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Al menos 137 muertos en un atentado del EI en Yemen

Whatsapp

Yemen se sumerge de lleno en la guerra sectaria que lleva meses amenazando al país. Al menos 137 personas murieron y otras 150 resultaron heridas en los ataques suicidas contras dos mezquitas de Saná, la capital, que se encontraban a rebosar en el rezo del mediodía. Al menos cuatro kamikazes hicieron estallar sus explosivos dentro de los templos en una operación reivindicada a través de las redes sociales por el grupo yihadista Estado Islámico (EI). De confirmarse la autoría, sería el estreno de sangre de los seguidores del califa Abu Baker al-Bagdadi en Yemen, feudo tradicional del Al-Qaida en la Península Arábiga (AQPA, brazo de Al-Qaida surgido tras la fusión de las ramas de Arabia Saudí y Yemen). Un ataque directo al nuevo centro de poder instaurado por la milicia de los hutíes en Saná. Es la mayor matanza registrada nunca en Yemen

El viernes de oración se convirtió en un viernes de sangre para los fieles zaidíes –confesión derivada del chiismo que literalmente se traduce como ‘partidarios de Dios’, aunque se les conoce como hutíes por el clan que lidera al grupo desde 2004– que acudieron a las mezquitas de Badr y Al-Hashoosh. Entre los muertos, según la cadena Al-Yasira, se encontrarían el imam Al-Murtada bin Zayd al-Muhatwari, líder espiritual del movimiento, y al menos otros dos altos cargos de la milicia que desde septiembre ocupa el poder en la capital y en otras siete provincias del país, Taha al-Mutawakkil y Khalid Madani. Apenas un tercio de los 24 millones de yemeníes pertenecen a esta confesión, el resto son suníes.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También