Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Al menos 9 niños han muerto este año al intentar llegar a España por el Mediterráneo

En los últimos cinco años, se han documentado 1.600 casos de menores de edad fallecidos o desaparecidos durante su travesía migratoria en alguna parte del planeta

DOMÉNICO CHIAPPE

Whatsapp
Una inmigrante embarazada, tras su llegada el pasado martes al puerto granadino de Motril. Foto: EFE

Una inmigrante embarazada, tras su llegada el pasado martes al puerto granadino de Motril. Foto: EFE

Hay tragedias que se repiten sin que su imagen trascienda, como sucedió con la del pequeño Aylan, ahogado en aguas mediterráneas cuando intentaba llegar a Europa con su madre. En los últimos cinco años, se han documentado 1.600 casos de menores de edad fallecidos o desaparecidos durante su travesía migratoria en alguna parte del planeta. Pero el punto más letal del mundo está en el Mediterráneo occidental, la masa de agua que va desde España hasta Africa. En lo que va del año 2019, han muerto nueve niños en esa franja, de 324 personas en total, según datos de la Organización Internacional de las Migraciones (IOM, por sus siglas en inglés), que acaba de publicar su reporte ‘Fatal Journeys, volume 4’ (Viajes fatales), dedicado a los niños migrantes. «Es una tragedia diaria», afirma Marta Sánchez Dionis, responsable del proyecto Migrantes Desaparecidos de la IOM. «Hay casos emblemáticos, por la difusión de fotos de niños en su momento más vulnerable. Pero sucede día tras día, constantemente y se sabe muy poco. El Mediterráneo occidental, que incluye el Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán es la ruta donde hay menos información disponible sobre los fallecidos».

Aunque la información sobre la edad o el sexo no está disponible para el 34% de los incidentes registrados en esta zona, y en menos del 10% de los casos se conoce la edad de las víctimas, sí se ha podido constatar que en 2018 murieron en esa región 21 niños, y entre 2014 y 2017, otros 14. «Los niños que no pueden acceder a opciones de movilidad segura pueden perder la vida durante viajes peligrosos por tierra y mar. Muchos de ellos pueden morir en el anonimato y lejos de casa, y sus familiares nunca conocerán su muerte», advierte el informe. «El número de niños que mueren en el Mediterráneo occidental podría ser mucho más alto», dice IOM, y cita a la ONG Caminando Fronteras que documentó que 122 niños perdieron la vida en 2017.
Los traficantes de personas han cambiado los pasos entre los dos continentes desde el año pasado. Las rutas marítimas de la migración ilegal por el Mediterráneo occidental son dos: desde Marruecos a través del Estrecho de Gibraltar y desde Marruecos y la costa occidental de Argelia por el Mar de Alborán. Más del 80% de las 1.649 muertes documentadas ocurrieron allí. «Un cambio clave en 2018 fue el aumento significativo en el número de personas que murieron en la ruta del Mediterráneo occidental desde las costas del norte de Africa hasta España continental», señala.

Naufragios                    

Con el aumento de la presión migratoria empeoran las condiciones del viaje, ya que los traficantes cambian las rutas para burlar a las autoridades. La consecuencia es el aumento de víctimas mortales. Si en 2018 la llegada de inmigrantes por esta vía se duplicó (57.218 en 2018 por 21.996 en 2017), los fallecimientos se cuadruplicaron y pasaron de 224 a 811 en ese lapso, denuncia IOM.  «Hemos notado que desde el año pasado, en comparación con 2017, hubo un cambio de rutas y ahora se utiliza más el Mar de Alborán, y ya no tanto el Estrecho de Gibraltar», explica Sánchez Dionis. «Cruzar por Alborán es más peligroso, porque es un trayecto más largo y con mayores corrientes, y ahora la atraviesa más gente. El año pasado el 67% de las muertes sucedieron allí, mientras que el 34% fue en el Estrecho. Cuando comenzó a utilizarse más, en 2018, documentamos 43 muertes en esa ruta, pero en 2019 ya van más de 70».    

Otro sendero letal es el que va de Africa a las  Canarias. La travesía cruza el mar desde la costa noroeste de Africa (Cabo Verde, Gambia, Guinea-Bissau, Mauritania, Marruecos y Senegal) el archipiélago canario, donde han muerto 7.780 personas.

Temas

Comentarios

Lea También