Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Al menos diez muertos en la represión de las protestas ciudadanas iraníes

La policía se emplea a fondo en la capital, Teherán, donde 200 personas fueron detenidas, según cifras oficiales. Se desconoce el número de heridos. El régimen acusa a Israel, EEUU y Arabia Saudí de fomentar los disturbios

Diari de Tarragona

Whatsapp
Estudiantes iraníes se manifiestan en los lrededores de la Universidad de Teherán, donde hubo enfrentamientos con la policía, que acabó usando gases. La imagen es del padado sábado. FOTO: efe

Estudiantes iraníes se manifiestan en los lrededores de la Universidad de Teherán, donde hubo enfrentamientos con la policía, que acabó usando gases. La imagen es del padado sábado. FOTO: efe

La cifra de muertos en las manifestaciones contra las políticas económicas del gobierno del presidente Hasan Rohaní, asciendía ayer a diez personas, según la televisión estatal iraní. Los informes oficiales hablan de heridos pero no los cuantifican, y los detenidos ya son 200 en unas protestas contra el régimen que comenzaron el pasado jueves en Mashad y continuaron en otras ciudades del país, y contra las que la policía se empleó a fondo.

El presidente Rohaní dijo ayer que los enemigos de la República Islámica no toleraron los éxitos que obtuvo su país con el acuerdo nuclear, y en la región contra el Estado Islámico, y que, para vengarse, estimularon a la gente para que protestase. «Nuestro progreso para ellos era intolerable, nuestro éxito en el mundo de la política ante Estados Unidos y el régimen sionista (Israel) fue intolerable para ellos», dijo ayer Rohaní en una reunión con los jefes de las comisiones del Parlamento, en declaraciones difundidas por la agencia local iraní ILNA.

A nivel interno, Rohaní dijo que el empleo era su prioridad, porque «no hay mayor peligro que el desempleo», y reiteró que su gobierno ha creado 700.000 empleos. Reconoció que hay problemas en el país que deben ser solucionados, y que el pueblo tiene derecho a criticar, pero que «hay que elegir la manera y la vía legal para expresar la crítica». 

Señaló que la mejor respuesta a las protestas es que «el Parlamento, el Gobierno, el Poder Judicial, las Fuerzas Armadas y todos los responsables del país estén juntos y unidos», independientemente del partido al que pertenecen. 

Injerencias

Rusia advirtió de que la injerencia foránea es «inadmisible», y expresó su esperanza en que la situación en ese país no se desarrolle por la vía de la violencia y el derramamiento de sangre. Las declaraciones del portavoz ruso se produjeron poco después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, afirmara en Twitter que en Irán es «hora de un cambio».

El Parlamento iraní acusó a Israel, EEUU y Arabia Saudí de fomentar los disturbios. El portavoz de la comisión de la Seguridad Nacional y Politica Exterior del Parlamento, Seyed Hosein Naqaví Hoseiní, dijo que las protestas acabaron en disturbios por la intervención de EEUU, Israel y algunos de sus aliados regionales, en referencia a Arabia Saudí.

Estas son las protestas antigubernamentales más importantes en Irán desde 2009, cuando el opositor Movimiento Verde organizó manifestaciones contra la reelección del entonces presidente, Mahmud Ahmadineyad. Las protestas de ahora contra Rohaní empezaron cuando, en diciembre, el presidente presentó los presupuestos. En las últimas semanas han subido los precios de algunos alimentos. El Gobierno tenía programado incrementar un 50% el precio de la gasolina, si bien redujo finalmente la subida a un 20%.

Temas

Comentarios

Lea También