Noticias Crisis humanitaria

Alemania se ofrece a acoger a 1.500 niños refugiados en las islas griegas

Berlín quiere formar una «coalición de voluntariosos» a la que espera se sumen otros países de la UE

EFE

Whatsapp
Una familia con niños se dirige hacia la frontera griega cerca de Pazarkule, en Edirne, Turquía, ayer. FOTO: tolga bozoglu/efe

Una familia con niños se dirige hacia la frontera griega cerca de Pazarkule, en Edirne, Turquía, ayer. FOTO: tolga bozoglu/efe

Alemania lanzó ayer una iniciativa europea para el rescate de niños gravemente enfermos o desamparados que se encuentran en los saturados campos de refugiados en las islas griegas, y de los que Berlín está dispuesto a acoger hasta 1.500 según un acuerdo alcanzado tras arduas negociaciones por la gobernante alianza de conservadores y socialdemócratas. Se trata de formar una «coalición de los voluntariosos» a la que esperan se sumen otros países de la UE. «Orden y humanidad van unidas. Por eso queremos ayudar a Grecia acogiendo hasta 1.500 de los niños que están en las islas griegas», señala el acuerdo. En dicho documento se detalla que se beneficiarán de la acogida menores de 14 años, que necesitan tratamiento médico urgente o que están en los campos de refugiados solos y sin familia, en la mayoría de los casos niñas.

Erdogan pide ayuda a la OTAN
El presidente turco volvió a solicitar a la Alianza medidas para aumentar su seguridad ante el conflicto sirio, en el que respalda a las milicias rebeldes. 

«La cuestión de los niños ha durado un tiempo vergonzosamente demasiado largo hasta que nos pusimos de acuerdo», dijo la presidenta del Partido Socialdemócrata (SPD), Saskia Esken, quien subrayó que hay capacidad de actuar a nivel europeo sin que sea necesario el consenso de toda la UE o la participación de un número determinado de socios. La presidenta saliente de los cristianodemócratas, Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK), se mostró segura de que la propuesta alemana será secundada por otros países de la UE, entre ellos Francia. El ministro del Interior, Horst Seehofer, destacó que «las autoridades griegas hacen una importante aportación en la defensa de las fronteras», por lo que Alemania ofrece toda la ayuda que «sea necesaria».

Consultas con Ankara

La Unión Europea (UE) y Turquía acordaron ayer iniciar un proceso de consultas para aclarar cómo se está implementando el acuerdo migratorio entre ambas partes de 2016, por el que Ankara debe mantener en su territorio a demandantes de asilo a cambio de 6.000 millones de fondos comunitarios. 

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, y el ministro turco de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, serán los encargados de esta tarea, anunció el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tras reunirse con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. 

Erdogan visitó Bruselas en medio de críticas a Europa, al considerar que no está respaldando lo suficientemente a Turquía en la crisis siria, mientras que la UE había pedido a las autoridades turcas no utilizar la presión migratoria con fines políticos. 

Borrell y Çavusoglu trabajarán con sendos equipos «en los próximos días para clarificar la implementación del acuerdo entre Turquía y la UE, para asegurarnos de que estamos en la misma página, que tenemos la misma interpretación sobre lo que hacemos», dijo Michel en una rueda de prensa en la que también participó la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, pero no Erdogan.

«Tuvimos la ocasión de compartir nuestras diferentes opiniones sobre el acuerdo (...) Intentamos clarificar ciertas posiciones, interpretaciones, comentarios sobre la aplicación de este acuerdo», señaló el político belga. 

En particular, dijo que la UE tuvo la oportunidad de «mostrar de qué manera ha puesto en marcha compromisos financieros» con la promesa de movilizar un total de 6.000 millones de euros en apoyo de los refugiados en suelo turco.

También de «explicar la diferencia para la UE entre los medios que son pagados y desembolsados» porque los procesos han concluido y los proyectos han sido realizados, y «los medios que están comprometidos, es decir, que están reservados». «El acuerdo de 2016 sigue siendo válido y abordamos cómo tener un entendimiento común sobre lo que falta y lo que ya se aplica», dijo por su parte Von der Leyen.

Temas

Comentarios

Lea También