Alertan del peligro de comer esta parte de las patatas

La zona verde de estos tubérculos contiene glicoalcaloides que pueden resultar tóxicos según informa la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo. Cedida

Imagen de archivo. Cedida

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha realizado un estudio sobre los peligros que podría tener para la salud el consumo de glicoalcaloidoes. Estas substancias están presentes en aquellos alimentos que contienen solanina (tomates, berenjenas o patatas, entre otros).

Con los datos obtenidos, la EFSA no ha podido extraer ninguna conclusión del efecto de estos glicoalcaloides en la salud de las personas. Sin embargo, en el caso de las patatas alertan que podrían producir problemas como náuseas, vómitos o diarrea. 

Para que se den estos efectos adversos afirman que sería suficiente con consumir más de 1 miligramo por kilo de peso corporal al día. Además, los expertos avisan que quienes tienen más riesgo de alcanzar una concentración tóxica de glicoalcaloides son los bebés y niños pequeños, pues al pesar pocos kilos, sin necesidad de consumir patatas en exceso ya estarían en riesgo. Los adultos necesitarían comer grandes cantidades de patatas para llegar a niveles peligrosos.

A partir de esta información, la OCU ha creado una lista de consejos para evitar o reducir los tóxicos en las patatas:

  • Compra solo las patatas que vayas a utilizar en las siguientes semanas. No caigas en la tentación de comprar grandes mallas o sacos, por muy de oferta que estén, especialmente si no consumes grandes cantidades.
  • Si en la tienda ves que tienen zonas verdes o algún brote, no las cojas, ya sabes que allí se acumula más solanina. 
  • En casa guárdalas en un lugar seco, bien aireado, fresco y sin luz. La nevera no es un buen sitio para tenerlas, ya que el frío favorece la aparición de azúcares y se estropean.
  • Pelar, cocer y freír las patatas también ayuda:
  • Al quitarles la piel reduces su contenido en glicoalcaloides entre un 25 y 75%. Si les salen manchas verdes, por ejemplo, porque han estado expuestas a la luz, es mejor que elimines esas zonas por completo. Cuando llevan mucho almacenadas, pueden salirles brotes. Quita un centímetro cuadrado de pulpa alrededor a cada brote o tira directamente la patata si está demasiado germinada. 
  • Al hervirlas en agua, la concentración de esos tóxicos baja entre un 5 y un 65%.
  • Si las fríes en aceite, entre un 20 y un 90%.
  • Incluso se pueden inactivar a 170 °C, una temperatura que no conviene superar ni en la fritura ni en el horneado, porque si no, añadimos otro problema, el de la formación de acrilamida.

Temas

Comentarios

Lea También