Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Antoni Cudós: 'Los jueces han cambiado de chip en los pleitos contra la banca'

Entrevista al vicepresidente de la Associació de Perjudicats d'Entitats Financeres
Whatsapp
Antoni Cudós, vicepresidente de la Associació de Perjudicats d\'Entitats Financeres.  Foto: Pere Ferré

Antoni Cudós, vicepresidente de la Associació de Perjudicats d\'Entitats Financeres. Foto: Pere Ferré

La Associació de Perjudicats d’Entitats Financeres está preparando nuevas acciones contra la banca, ¿qué prácticas demandarán?

- Hasta el momento hemos hablado principalmente de preferentes y deuda subordinada, pero hay mucha gente que tiene unos productos, que incluso no sabe que son reclamables. Es el caso de las acciones de Bankia, los valores Santander o las participaciones de la CAM.

 

- ¿Por qué no se denuncia?

- Hay cantidad de gente que no sabe que lo que tiene puede reclamarlo. No entiendo el conformismo cuando dicen que han perdido el dinero y no pueden hacer nada. Hubo un momento en el que les metieron el miedo al cuerpo y les dijeron que lo perderían todo. Esta gente ahora no quiere denunciar, pero no hay que tener miedo.

 

- ¿Siguen recibiendo denuncias por preferentes?

- Todas las semanas. Porque al final, la mejor propaganda es el boca oreja.

 

- ¿Los jueces les están dando la razón?

- En el 98% sí. Entre Lleida y Tarragona hemos recuperado 4,5 millones de euros de los 10 millones pleiteados.

 

- En el caso de los accionistas de Bankia estos invirtieron sumas muy pequeñas, ¿vale la pena decantarse por la judicialización?

- Estamos hablando de 300.000 accionistas, algunos quizás solo invirtieron 3.000 euros, pero pueden recuperarlo todo.

 

- ¿Las previsiones que está haciendo la entidad para la devolución serán suficientes?

- Se quedarán cortos. Lo que pasa es que han hecho grandes números y piensan que solo un 15% de los afectados va a denunciar. Están jugando con esto. Pero aquí, a diferencia de las preferentes, no engañaron al comprador, porque todo el mundo sabe qué es una acción. El engaño es que dijeron que era una sociedad que valía 13.000 millones, cuando en realidad valía -13.000 millones. Es como si estuvieran vendiendo oro puro y en realidad fuera plástico. Es más fácil hacer la demanda porque el perfil del accionista es el mismo.

 

- ¿Los empleados tampoco lo sabían?

- Estos también están afectados porque les obligaban a comprar acciones, a ellos y a los familiares.

 

- ¿De qué cantidades estamos hablando?

- Tengo clientes desde 1.000 euros a 100.000. Pero es que la ventaja de demandarlo a través de la asociación es que recuperas la integridad de este dinero.

 

- ¿Trabajan de forma voluntaria?

- Al cliente no le costará ni un duro. A nosotros nos paga el banco a partir de la sentencia favorable.Evidentemente que en función de la demanda ganamos más o menos, pero, estamos obligados a coger todos los casos.

 

- ¿Por qué se constituyeron como asociación?

- Porque vimos la necesidad de tirar adelante con un modelo de demanda más fácil también para que los jueces, porque muchos no tenía idea de lo que estábamos hablando. Lo estamos simplificando, por ello tenemos el compromiso de no cobrar ni un duro a la gente.

 

- ¿Se ha acabado con estos casos de mala praxis?

- A cambiado mucho. Ahora quien compra algo así es porque realmente lo quiere.

 

- ¿Qué ha aprendido el cliente?

- Ahora nadie firma nada en blanco. La gente es más recelosa. Prefieren el 1,5% seguro, que el 6% variable. Nadie firma por amistad con el director.

 

- ¿Habrá condenados?

- Creo que sí, lo que pasa es que cuando llegue la condena penal habrán pasado tantos años que habrá prescrito. Por ello nosotros olvidamos la vía penal. Entre otras cosas también porque nuestros clientes tendrían que esperar quince años para recuperar su dinero.

 

- ¿Por qué se metió en la asociación?

- Cuando un señor de 70 años te viene llorando al despacho, porque los 15.000 euros que tenía allí eran los ahorros de toda la vida, no tiene precio. Es una forma de romper la imagen de que los bancos están ahí y nos aplastan.

 

- ¿De quién es la victoria?

- Ha sido un trabajo conjunto entre los medios de comunicación, los abogados y también los jueces. Si no hubiéramos visto una revolución social.

 

- ¿Qué ha cambiado?

- A nivel profesional empecé a pleitear contra los bancos en 2008. La demanda es exactamente la misma, pero entonces me la desestimaban. Lo que ha pasado es que los jueces han cambiado el ‘chip’.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También