Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Anulan todas las pruebas obtenidas contra una red de explotación sexual a mujeres y niñas chinas

El tribunal considera que todas las pruebas obtenidas eran fruto de las escuchas y, por tanto, están 'contaminadas'

EFE

Whatsapp
Anulan todas las pruebas obtenidas contra una red de explotación sexual a mujeres y niñas chinas

Anulan todas las pruebas obtenidas contra una red de explotación sexual a mujeres y niñas chinas

La Audiencia Provincial de Madrid ha decretado este martes la nulidad de las escuchas telefónicas que dieron pie a la investigación contra una red de explotación sexual a compatriotas chinas en condiciones "inhumanas" y, por tanto, la del resto de pruebas, al considerarlas "contaminadas". El tribunal ha aceptado así las reclamaciones realizadas por las defensas de los seis acusados, que han pedido la nulidad de los pinchazos telefónicos por no existir "indicios suficientes" para la toma de esta medida. En el juicio, que ha quedado visto para sentencia, los procesados se enfrentaban a una petición de la Fiscalía de 31 años de prisión para cada uno de ellos por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y otros dos de trata de seres humanos.

En consecuencia, el tribunal ha declarado nulas las pruebas obtenidas durante los registros, la vigilancia y las declaraciones de los testigos al considerar que todas ellas eran fruto de la información obtenida durante las escuchas y que por tanto están "contaminadas".

La fiscal se había opuesto a la nulidad de las escuchas, así como a la del resto de las pruebas, al considerar que "sí había indicios y elementos acreditados que hacen pensar en la posible comisión de un delito". Y ha recordado a la sala que la investigación policial se inició por la publicación de un anuncio en un periódico chino con tirada en territorio español el que se ofertaba a ciudadanos de este país la posibilidad de acceder a territorio europeo de manera ilegal, para luego obtener un permiso de residencia falso. Ha añadido que de ese anuncio los agentes obtuvieron un número de teléfono con prefijo español a nombre de un ciudadano colombiano que no residía en España y cuya dirección de facturación, indicada un día antes de comenzar a usar la línea, se correspondía con el madrileño parque de El Retiro.

"Un anuncio que hace dudar, la titularidad del teléfono sospechosa y una dirección imposible. Con estos indicios no se trataba de una voluntad de la Policía para investigar, era una necesidad", ha concluido la fiscal. Los acusados, según el escrito de acusación de la Fiscalía, publicaron en 2012 diversos anuncios en periódicos de origen chino en los que ofrecían visados a compatriotas para residir en Europa. Luego contactaban con sus víctimas telefónicamente, a las que escogían "debido a las dificultades económicas que atravesaban", y les ofrecían acceder a Europa a través de varias rutas por precios que rondaban entre los 15.000 y los 18.000 euros. En el caso de las mujeres, les ofrecían la posibilidad de costearse parte del viaje ejerciendo la prostitución en España, para lo cual las engañaban diciendo que dicha práctica era legal y que les reportaría "pingües" beneficios.

Las mujeres eran encerradas en un chalet de Parla (Madrid) donde tenían que "atender a los clientes que lo solicitasen sin excusas ni descansos" en unas condiciones de calificadas por la Fiscalía como de "inhumanas".

Temas

  • NACIONAL

Lea También