Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Arrancan los contratos de Semana Santa

Camarero de piso, carretillero, ayudante de cocina, mozo de almacén o manipulador de alimentos, entre los más demandados para esta campaña

Rafael Servent

Whatsapp
Arrancan los contratos de Semana Santa

Arrancan los contratos de Semana Santa

Por primera vez desde que arrancó la Gran Recesión en 2008, las contrataciones temporales para la campaña de Semana Santa en las comarcas del sur de Catalunya se cubrirán justito. No faltan currículums, pero tampoco sobran. «Nos está empezando a costar encontrar perfiles con ganas de trabajar», adelanta Pilar Jové, directora de la empresa de recursos humanos Adecco en la demarcación de Tarragona.

«Empieza a haber los mismos problemas de cobertura que antes de la crisis», coincide Pilar Sevil, directora de la Zona Catalunya Sur de Randstad, otra empresa dedicada a la selección de perfiles profesionales para empresas. «Ahora mismo –prosigue Sevil– tenemos problemas para encontrar trabajadores libres. En la industria cuesta mucho, en la logística también, y lo mismo sucede en el sector servicios».

Sobre las contrataciones de Semana Santa, donde Randstad espera un incremento del 4,1% respecto al año pasado, hasta los 2.540 contratos temporales, cuenta que el efecto sobre la demanda total –que según ella crece a tasas del 20%– es «prácticamente insignificante».

Entre otras cosas, porque en las comarcas del sur de Catalunya muchas empresas cuentan con trabajadores fijos-discontinuos que precisamente ahora arrancan una temporada que, con un breve parón después de Semana Santa, se alargará hasta finales de septiembre.

Los datos avalan esta hipótesis. La demarcación de Tarragona es, según las previsiones de Randstad, la que experimentará un menor incremento interanual de contrataciones respecto al año anterior. Frente al incremento del 4,1% previsto, la media en Catalunya se sitúa en un alza del 9,8%, liderada por Barcelona (un incremento del 11,5%) y seguida por Lleida (7,4%) y Girona (6,6%).

No se trata de que el mercado laboral en las comarcas del sur de Catalunya sea mucho menos dinámico, sino que, al ser la temporalidad más acentuada en algunos sectores (como el turístico), las empresas ya cuentan con esos perfiles de trabajadores fijos-discontinuos y tienen que echar menos mano de contrataciones temporales por días o incluso por horas.

Camareros de piso

Sea como sea, en la campaña de Semana Santa vuelve a haber contrataciones temporales. ¿Cuáles son los más buscados este año? Camareros de piso y carretilleros sobresalen sobre el resto, según Pilar Jové, de Adecco. Les siguen, en el grupo de perfiles más buscados, los camareros, ayudantes de cocina, mozos de almacén, manipuladores de alimentos y administrativos. A la lista añade Pilar Sevil, de Randstad, los ayudantes de camarero y los trabajadores de apoyo a recepción de hotel.

En el caso de Adecco, las previsiones de crecimiento en las contrataciones temporales de campaña duplican las estimaciones de Randstad: «Se prevé un crecimiento de la contratación del 10% en las comarcas de Tarragona –explica Pilar Jové–, sobre todo en el sector turístico y, en consecuencia, en la logística, el transporte y la alimentación».

Las bandas salariales para todos estos perfiles varían entre los 15.000 euros y los 21.000 euros brutos al año, aunque generalizar y promediar se hace difícil. En casos como los del perfil de carretillero (el encargado de manejar la carretilla elevadora conocida en el argot de la logística como ‘el toro’), su banda salarial (que oscila entre los 16.000 euros y los 19.000 euros brutos al año) dependerá mucho del sector en el que trabaje. Así, habrá sectores con convenios colectivos en los que se pagará más que en otros, aunque en esencia el trabajo sea el mismo.

Pero, cuando hablamos de contrataciones temporales para la campaña de Semana Santa, los salarios brutos anuales sólo son la referencia con la que se calculan unas retribuciones que suelen contarse en horas de trabajo. Así, un camarero de piso (la persona encargada de arreglar las habitaciones de los hoteles) puede esperar ganar, según cálculos de Adecco, una media de 8,86 euros por hora, aunque se trata de un promedio aproximado en el que son posibles variaciones, insisten desde esta empresa de recursos humanos.

Nueve días de media

Respecto a la duración de las contrataciones, aunque la Semana Santa cae este año en la semana del 10 al 16 de abril, es muy habitual que se extienda a las semanas previa y posterior, con lo que la campaña puede durar este año entre el 3 y el 23 de abril, aunque Pilar Jové, de Adecco, la estira algo más y sitúa las primeras contrataciones a finales de marzo, para alargar las últimas a finales de abril. La media para una contratación temporal típica de campaña, sin embargo, está hoy en los 9 días, según relata Jové.

Echando cuentas, un camarero que, de promedio, cobre 9,5 euros la hora, con una jornada de ocho horas al día podría embolsarse en esos nueve días unos 684 euros. Se trata, insisten, de aproximaciones, estimaciones y promedios. Al final, lo que cuenta son las horas efectivas de contrato y lo que contempla el convenio colectivo de cada sector.

Una oportunidad para verano

«Es verdad que habrá un parón después de Semana Santa –cuenta Pilar Jové, de Adecco–, pero a partir de junio, si estas personas son válidas, tendrán una oportunidad de tener un trabajo hasta septiembre. La Semana Santa suele ser un periodo de adaptación para futuras contrataciones en temporada de verano».

Pilar Sevil, de Randstad, insiste en que estos casos, aunque importantes para las personas implicadas, son escasos en comparación al volumen de contratados fijos-discontinuos que arrancan con la campaña de Semana Santa. «En la provincia de Tarragona –explica Sevil–, donde sube el trabajo, básicamente, es en la costa, y ahí ya hay mucho trabajador fijo-discontinuo. En algunos puestos de trabajo, pasan quince días desde el final de Semana Santa y vuelven a incorporarse. Pero, en mi opinión, que haya tantos fijos-discontinuos es algo bueno».

Ya no sobran currículums

¿El último año en el que los currículiums que llegan a estas empresas de intermediación laboral son suficientes para cubrir las demandas de sus clientes? Difícil hacer ese tipo de previsiones, pero sin duda el mercado laboral ya no va sobrado de demandantes de empleo para estos perfiles laborales.

«Los datos de absentismo laboral en las empresas han crecido –ilustra Pilar Jové, de Adecco–, y se nos ha olvidado muy rápido de dónde hemos venido. Ahora, las empresas ya están trabajando mucho para la retención de talento». El mercado laboral se mueve.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También