Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Arriaga: 'Ningún banco está devolviendo el dinero estafado voluntariamente'

Entrevista a Jesús María Ruiz de Arriaga, socio director de Arriaga Asociados
Whatsapp
El despacho de Jesús María Ruiz de Arriaga tiene más de 39.000 clientes de acciones y preferentes. Han ganado un 98% de casos en primera instancia. Foto: J. Nomdedéu

El despacho de Jesús María Ruiz de Arriaga tiene más de 39.000 clientes de acciones y preferentes. Han ganado un 98% de casos en primera instancia. Foto: J. Nomdedéu

¿Qué posibilidades tienen en estos momentos los accionistas de Bankia de recuperar su dinero?

Altas. Los afectados tienen tiempo para formalizar su reclamación y desde nuestro despacho hemos diseñado una estrategia de reclamación desde cuatro vías diferentes para garantizar la recuperación del dinero. Además, se están alcanzando los primeros acuerdos con la entidad sin necesidad de ir a juicio. Y es que nadie se puede creer que un banco que sale a bolsa con millones de beneficios, a los pocos meses tenga que ser rescatado por la Unión Europea y el Gobierno español. Ha habido un engaño contable y ese es el criterio que se mantiene en los tribunales. Algunos jueces lo tienen tan claro que ni siquiera celebran el juicio.

 

¿Se han sentado las bases para que no se repitan casos de mala praxis financiera como las preferentes?

No, diría que se persiste en los que existían. Para mí Bankia seguirá robando mientras no devuelva el dinero que captó fraudulentamente, sin haber informado a los clientes de qué eran y qué implicaban las preferentes o haciéndoles creer que la inversión en acciones era rentable cuando las cuentas estaban maquilladas. Lo mismo sucede con las cláusulas suelo. Pese a que han pasado dos años desde que una sentencia del Tribunal Supremo las declarara nulas, todavía quedan varias entidades bancarias que las mantienen activas. E ídem de ídem con las hipotecas multidivisa o los swapp.

 

Por tanto la estafa continúa...

Quedarse el dinero de un cliente engañándolo ya es una estafa. Y tener la obligación de devolverlos y únicamente hacerlo cuando se pierde un juicio es otra estafa. Ningún banco está devolviendo nada voluntariamente.

 

¿Qué responsabilidad tienen en lo sucedido el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores?

Aquí ha habido responsabilidades desde diferentes estamentos:el Banco de España, los principales partidos políticos, los sindicatos... Lo triste es que al final somos los ciudadanos los que hemos acabado pagándolo con nuestros impuestos y las víctimas de los abusos tienen que denunciar por su cuenta cuando lo normal es que hubieran contado con el apoyo de los poderes públicos. Si esto hubiera sucedido por ejemplo en Estados Unidos, estoy convencido de que hubiera sido diferente y algún político o incluso el Gobierno habrían dado un paso al frente y habrían capitalizado la defensa de los afectados.

 

¿La solución es una mayor cultura financiera?

Evidentemente una mayor cultura financiera ayuda pero creo que, en la actual situación, nuestro principal enemigo somos nosotros mismos, los ciudadanos, que no estamos acostumbrados a reclamar. Por ejemplo, del total de accionistas estafados con la salida a Bolsa de Bankia , unos 347.000, se calcula que aún no han reclamado ni el 15%.

 

¿Por qué cree que es tan bajo ese porcentaje?

Seguramente porque está muy interiorizado que no hay nada que hacer con los grandes.

 

¿Y se puede?

Aunque ahora decir sí se puede tiene otras connotaciones pero realmente es así. Los bancos son débiles. Tienen toda su fuerza en la apariencia pero en estos momentos tienen a todo el mundo en contra, a los jueces y las propias leyes. Y desde la Unión Europea también están al acecho. Hay una directiva al respecto que se tiene que transponer aquí y algunas entidades se la están saltando de forma descarada. Pero todo esto no sirve de nada si la gente no denuncia a las entidades.

 

Pero en el caso de los pequeños accionistas de Bankia probablemente desisten porque piensan que es más el desgaste que el dinero a recuperar, ¿no cree?

Es cierto. De hecho tenemos clientes que pese a lo sucedido mantienen su cuenta en la entidad en que les engañaron. Es una especie de síndrome de Estocolmo. Algunos incluso justifican a aquellos empleados o directivos que les colocaron preferentes o accionistas. Es dramático porque habían ido a sus casas a convencerles y en Valencia, a un asilo y ellos mismos les habían rellenado los test que debían pasar para contratar esos productos.

 

Increíble, ¿no?

Sí, sobre todo porque nosotros hemos visto sufrir a mucha gente. Muchos afectados sienten rabia e impotencia, especialmente los jubilados que han perdido el dinero que se habían reservado para disfrutar de esta etapa o para dejarlo a sus nietos.

 

¿Queda mucho para hacer justicia con los excesos de la burbuja financiera?

En el caso de Bankia, al menos unos diez años, que es el plazo en que prescriben algunos de los delitos. Pero como le comentaba siguen incumpliéndose sentencias y aplicando cláusulas abusivas.

 

¿Cree que pagarán los responsables?

Para mí si los perjudicados recuperan su dinero y son resarcidos ya se habrá hecho justicia. Me importan más las víctimas que los culpables. A menudo se pone tanto la atención en castigar a los responsables del fraude que nos olvidamos de las víctimas, de la larga travesía que tienen que superar para recuperar su dinero.

 

¿El arbitraje es una solución?

El arbitraje no es una solución porque en el arbitraje no hay toda la transparencia y garantías que existen en los tribunales: abogados, audiencia previa, vista de juicio o posibilidad de apelación. Además, esta fórmula no se ha empleado para devolver el dinero de manera general, sino solo a una parte de los afectados.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También