Más de Noticias

Noticias Consejos

Ayudar a los jóvenes a tener una relación saludable con el móvil

El control parental es clave para evitar el abuso de los dispositivos móviles, ya que puede generar adicción y patologías como la nomofobia, es decir, el miedo a vivir desconectado

REDACCIÓN

Whatsapp
Chatear y navegar por Internet son algunas de las actividades de ocio mayoritarias entre los jóvenes. Fuente: Getty Images

Chatear y navegar por Internet son algunas de las actividades de ocio mayoritarias entre los jóvenes. Fuente: Getty Images

¿Cómo conseguir unos hábitos tecnológicos saludables? ¿Cómo saber si los menores están enganchados a los dispositivos? ¿Qué responsabilidad tienen las familias? Son muchos los interrogantes que surgen cuando se habla de cómo los más pequeños y adolescentes deben utilizar las nuevas tecnologías de manera segura, y es una cuestión que no está exenta de problemáticas –como la adicción a los dispositivos móviles y patologías como la nomofobia, el miedo a vivir desconectado– si se tiene en cuenta que el mercado potencial de niños entre 10 a 16 años que poseen móvil en España era de 2.382.713 niños en 2019.

Uso de dispositivos por rangos de edad y evolución del mercado

Además, según el INE, uno de cada tres niños de 10 años tiene todo el día un smartphone en sus manos. Y a más edad, mayor uso. A los 15 años lo tienen 9 de cada 10. En esta misma línea, el estudio Jóvenes, ocio y TIC. Una mirada a la estructura vital de la juventud desde los referentes del tiempo libre y las tecnologías –editado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud Fundación de Ayuda contra la Drogadicción– también hace hincapié en «cómo las TIC irrumpen en el ocio juvenil». De la investigación, realizada en 2019, se desprende que «las actividades de ocio mayoritarias y más frecuentes entre los jóvenes son chatear y navegar por Internet, ver películas y series online, estar con amigos/as, hacer compras online y jugar con videojuegos y consolas».

Solo un 36% de los hogares usan control parental, que es clave para evitar el abuso por parte de los chicos y de las chicas de los dispositivos móviles.

Durante la pandemia actual, el sistema educativo se ha apoyado en las nuevas tecnologías para garantizar la continuidad de la escolarización. Las pantallas se han convertido en elementos indispensables. En este sentido, la experta en tecnología y familia, María Zabala, reconocía en una entrevista que «educamos en tiempos de Internet. Tenemos que traer la tecnología a la parcela de la educación. No se trata de educar en competencias digitales, se trata de educar a personas que viven en un mundo con mucha tecnología». En esta misma línea, Magda Minguet, de la escuela Camp Joliu del Penedès, profesora de secundaria, experta en comunicación y madre de 4 hijos destaca que «cogestionar la cuenta, por ejemplo, y tener acceso a los mensajes que se envían a través de las redes es de vital importancia para enseñar a decidir qué está bien o mal, evitando o detectando, incluso, situaciones de ciberbullying», asegura.

Detectar el acoso

Por todo ello, la Agencia Española de Protección de Datos, el Ministerio de Educación y Formación Profesional, el Ministerio de Igualdad y PantallasAmigas, han puesto en marcha la campaña El control es tuyo, que no te controlen, con el objetivo de ayudar a menores y adolescentes a detectar el acoso y la violencia de género digital. La campaña incluye mensajes que describen situaciones –la petición de contraseñas a la pareja o el envío constante de mensajes para herir a un compañero de clase– que los y las jóvenes pueden vivir en su centro de estudios, con sus amistades o en sus relaciones personales.

Temas

Comentarios

Lea También