Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bajan en Tarragona las muertes por infarto y suben las de tumores

Ellos mueren más por cáncer (sobre todo de pulmón) y ellas por enfermedades del sistema circulatorio. De cada diez fallecidos por alzheimer en la provincia siete son mujeres
Whatsapp
La mortalidad bajó un 2,7% en Tarragona en 2013, según los datos publicados ahora por el INE. Foto: Pere Ferré

La mortalidad bajó un 2,7% en Tarragona en 2013, según los datos publicados ahora por el INE. Foto: Pere Ferré

En 2013 se produjeron en la provincia 6.522 muertes, un 2,7% menos en relación al dato de 2012, cuando se llegó a un tope de 6.709 fallecidos, la estadística absoluta más elevada en la provincia desde 1939. El resultado estabiliza la dinámica, a pesar de que Tarragona está por debajo de la reducción en España, que alcanzó el 3,1%. La clave de esa inercia en las comarcas tarraconenses es la gran reducción de la mortalidad femenina: fallecieron en ese año 3.445 mujeres, 196 menos que el anterior y, por lo tanto, supone un retroceso que alcanza el 5,6%.

Contrasta con la situación de los hombres, con nueve muertes más, hasta las 3.454, apenas un aumento de 0,2%, según los datos publicados recientemente por el INE. La mayoría de las defunciones se debieron a causas naturales (enfermedades). En 2013, murieron por esos motivos 6.253 personas, el 95,8% de los fallecidos, mientras que 269 traspasaron por factores externos como accidentes o agresiones.

 

El sistema circulatorio, clave

En lo que atañe a enfermedades, las afectaciones del corazón y el cáncer han sido los principales motivos de defunción, aunque con dinámicas distintas. Las muertes por dolencias ligadas al sistema circulatorio, aunque siguen siendo las más abundantes sumando hombres y mujeres, descendieron de las 1.979 a las 1.903. Dentro de esa categoría, patologías como el infarto agudo de miocardio (de 252 a 241 tarraconenses fallecidos) o la insuficiencia cardiaca (de 279 a 228) también decrecieron, igual que las enfermedades cerebrovasculares.

El segundo gran grupo de factores que provocan la muerte corresponde a los tumores malignos, donde sí se ha registrado un aumento. Pasó de 1.789 a 1.808, una subida de un 1%, que confirma la tendencia de los últimos años. El número de fallecidos en ese concepto no ha dejado de aumentar. En 2006, por ejemplo, la cifra era ‘solo’ de 1.558.

Los expertos vinculan la incidencia del cáncer, además de a los hábitos de riesgo, al envejecimiento de la población. El sexo también condiciona. Mientras ellos fallecen más por tumores (y con diferencia: 1.115 frente a 693), las féminas mueren más por enfermedades del sistema circulatorio (972 frente a 931).

El tumor que, en números absolutos, más fallecimientos provoca es el maligno de la tráquea, los bronquios y el pulmón, con un registro de 336 decesos. Los hombres son, de manera muy evidente, los más afectados: murieron 270 por 66 mujeres, aproximadamente una cuarta parte.

La evolución de la mortalidad por cáncer es irregular. Así, sube la mortalidad en el de esófago, estómago, colon, recto, riñón o hígado, pero baja en el caso de páncreas, labio, laringe, tráquea, piel, próstata o vejiga. Ascienden también las personas fallecidas por un tumor maligno de mama: de 107 a 112. Asimismo, bajaron los fallecidos por una leucemia, una enfermedad que sigue perjudicando más a los hombres que a las mujeres (36 frente a 25).

En cuanto a las enfermedades circulatorias, las cerebrovasculares ocupan la primera posición (embolias, infarto cerebral), con 439 fallecidos. Las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho) están en la segunda plaza (murieron 288 personas).

 

El alzheimer, en mujeres

En otro ámbito de patologías, subieron las muertes por trastornos mentales seniles (de 292 muertos a 340) y también ascendieron los fallecimientos por enfermedades del sistema nervioso. Dentro de esa categoría, el alzheimer se erige en la primera causa de muerte, con 202 casos, aunque la cifra ha descendido. Tarragona no es ajena al gran desequilibrio por sexo que marca esta enfermedad. En 2013 murieron 54 hombres, por 148 féminas. O, lo que es lo mismo, siete de cada diez tarraconenses que fallecen por alzheimer son mujeres.

Descendieron las muertes en enfermedades respiratorias (de 729 a 625), donde también hay un sesgo claro en función del sexo: seis de cada diez fallecidos en Tarragona son hombres.

Por edades, a nivel estatal, la principal causa de muerte entre los niños menores de un año fueron las afecciones perinatales, con una tasa de 162,8 por cada 100.000 niños nacidos vivos. En el caso de los grupos de edad de uno a cuatro años y de 10 a 39, el principal motivo de mortalidad fueron las causas externas (accidentes, homicidios, suicidios), con unas tasas de 3,4 y 13 fallecidos por cada 100.000 personas. Para las personas de cinco a nueve años y de 40 a 79, el primer desencadenante fueron los tumores. Finalmente, entre los mayores de 79 las enfermedades del sistema circulatorio fueron la causa de mayor mortalidad.

Las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes correspondieron a Asturias, Galicia y Castilla y León. Las tasas más bajas se presentaron en las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta, y en las comunidades de Canarias y Madrid. Las tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos, ya que hay más defunciones por el efecto de la estructura de edad. Para corregirlo, se calculan las tasas estandarizadas que representan la mortalidad de la comunidad si todas tuvieran la misma composición por edad. En este caso, las regiones con las tasas estandarizadas más altas serían las ciudades de Ceuta y melilla y las comunidades de Andalucía y Extremadura.

En todas las comunidades de España descendió la mortalidad salvo en Ceuta, donde aumentó un 5,3%. Las comunidades donde más cayó dicha tasa fueron La Rioja (-8,8%) y Murcia (-8,5%).

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También