Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros refuerza al PP con la creación de una nueva macroárea

José Luis Martín deja de depender del PSC en Contractació y Espais Públics y asume Transparència y Govern Obert

Octavi Saumell

Whatsapp
Joé Luis Martín, a la izquierda, y Josep Fèlix Ballesteros, junto al delegado del Estado, Enric Millo. FOTO: ACN

Joé Luis Martín, a la izquierda, y Josep Fèlix Ballesteros, junto al delegado del Estado, Enric Millo. FOTO: ACN

El Partido Popular tendrá más poder a partir de mañana en el gobierno del Ayuntamiento de Tarragona. Según ha podido saber el Diari, el PSC ha acordado con los populares y Unió Democràtica un sustancial cambio en el organigrama municipal que reforzará de manera importante el peso que tiene el PP dentro del ejecutivo, que desde el pasado mes de febrero cuenta con cuatro de sus 14 integrantes tras el pacto firmado en Casa Canals entre Josep Fèlix Ballesteros (PSC), Alejandro Fernández (PP) y Josep Maria Prats (UDC).

Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que en la sesión del pleno municipal que se llevará a cabo mañana se aprobará la creación de una nueva macroárea, que será liderada por el primer teniente de alcalde y portavoz del grupo municipal del PP, José Luis Martín. El edil popular gestiona actualmente las concejalías de Espais Públics y Contractació, si bien éstas dependen orgánicamente de dos áreas presididas por el PSC. La primera, de Territori (con Josep Maria Milà al frente) y, la segunda, de Serveis Centrals (liderada por Pau Pérez).


Recuperan el Pla Estratègic
Con la modificación –que ha sido formalizada mediante un decreto–, Martín seguirá con estas responsabilidades, si bien éstas formarán parte de la nueva área, que estará presidida por él mismo. Especialmente significativa es la responsabilidad en Contractació, ya que esta concejalía gestiona unos cincuenta millones de euros al año o, lo que es lo mismo, una tercera parte del presupuesto municipal. De forma paralela, el líder de la formación conservadora también contará con otros 15 millones de euros, especialmente de la competencia de Espais Públics, Brigada Municipal y Enllumenat Públic. Estas tres materias han sido de las que más incremento han experimentado en los presupuestos municipales de este año.

Asimismo, esta nueva línea estratégica también asumirá otras tres materias que, hasta la fecha, estaban en manos de los socialistas. En este sentido, los populares restan a los socialistas las competencias de Transparència y Govern Obert, mientras que también asumen de nuevo el Pla Estratègic Tarragona 2022, que durante meses estuvo en manos de Alejandro Fernández (PP) pero que temporalmente había pasado a Begoña Floria (PSC). Pese a perder esta competencia, la portavoz del equipo de gobierno podría asumir otra responsabilidad, que le sitúa en una situación de privilegio en caso de un posible relevo a Ballesteros de cara a las próximas elecciones municipales, que se celebrarán en mayo de 2019.

Otra muestra del aumento de las competencias de los populares es que la entrada mañana de Josep Acero –relevo de Fernández, que ha dejado su responsabilidad para centrarse exclusivamente en su nuevo cargo de portavoz del PP en el Parlament de Catalunya– comporta que la competencia de Mobilitat deje de estar en manos del PSC. El nuevo concejal también asumirá Protecció Civil y una parte de Domini Públic que también llevaban los socialistas.

Con estos cambios, el PP presidirá una de las ocho áreas que habrá. Las otras siete –Presidència, Serveis Centrals, Serveis a la Persona, Territori, Desenvolupament Econòmic, Cultura y Sostenibilitat– estarán lideradas por concejales de la formación mayoritaria: el PSC.


‘Más cohesión’
Las fuentes consultadas por este periódico remarcan que los cambios que experimentará el gobierno de la Plaça de la Font «cohesionarán» al gobierno local y, asimismo, «implicarán más a los populares en el día a día de la gestión».

En concreto, desde el equipo de la Plaça de la Font se resalta que la nueva legislación referente a transparencia «insta a que Contractació y Transparència estén debajo del mismo paraguas». En esta línea, el área que tiene una mayor relación con Contractació es la de Espais Públics, que ya estaba en manos de los populares.

Se da la circunstancia de que en el primer mandato de Josep Fèlix Ballesteros (PSC) –en el que gobernó durante cuatro años con Esquerra Republicana– ya estuvo en liza una concejalía de Participació i Societat de la Informació, que estaba liderada por la aún portavoz Begoña Floria.

«La ley de procedimiento administrativo nos obliga a acelerar todo lo referente a la transparencia y la digitalización. La gente quiere estar muy encima de los trámites administrativos, la información ciudadana y los expedientes, por lo que es una área que debe tener personalidad propia», afirman las fuentes consultadas.

Desde hace tiempo, el portal de transparencia del Ayuntamiento de Tarragona (seu.tarragona.cat) es un referente en la transparencia de la información municipal, ya que fue de los primeros sites que ofreció los sueldos de los representantes municipales, así como las declaraciones de bienes, las licitaciones, la documentación municipal y las actas de las reuniones tanto del equipo de gobierno como del pleno municipal y de las juntas generales de las empresas públicas. «Ahora, sin embargo, queremos ir aún mucho más allá, y un primer paso es crear esta nueva área», remarcan desde el ejecutivo local.


La oposición no sabe nada
Se da la circunstancia de que los cambios de gobierno que el alcalde Ballesteros llevará mañana al pleno municipal no son conocidos por los cinco partidos de la oposición. Ni Ciutadans ni ERC, ni CDC ni CUP ni ICV tenían este martes conocimiento de los movimientos que experimentará el ejecutivo a partir de esta misma semana. Por ello, afirmaron que esperarán hasta hoy para valorar los cambios.

n n n

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Lea También