Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ballesteros se reunirá el día 5 con la sociedad civil para impulsar la manifestación para mejorar la estación de trenes

La idea es convertir la moción aprobada el lunes en un manifiesto y llevar a cabo una recogida de firmas como previa a una protesta
Whatsapp
Imagen de ayer por la mañana de una familia cruzando las vías del tren para acceder a un andén de la estación tarraconense.  Foto: Lluís Milián

Imagen de ayer por la mañana de una familia cruzando las vías del tren para acceder a un andén de la estación tarraconense. Foto: Lluís Milián

5 de febrero. Esta es la primera fecha que el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), tiene marcada en el calendario para iniciar los trámites de cara a la organización de un gran acto de protesta que debe servir para reivindicar que Adif y el Ministerio de Fomento lleven a cabo la segunda fase de las obras de mejora de la deteriorada estación de trenes.

Así lo anunció ayer al Diari el máximo responsable municipal, quien reconoció que «ya se nos ha acabado la paciencia. No podemos seguir así. Hemos esperado mucho tiempo, pero lo cierto es que la situación ya es completamente insostenible», remarcó el alcalde.

Por ello, el presidente de la corporación local convocará una reunión para el próximo jueves con los representantes de la sociedad civil, entre los cuales se invitará a las tres federaciones de vecinos, así como a diversas entidades ciudadanas, sindicatos, empresarios y usuarios del ferrocarril, a un encuentro que se llevará a cabo en la sede del Institut Municipal d’Educació de Tarragona (IMET), que está situado en la calle Ramón y Cajal. Esta reunión debe marcar la hoja de ruta y el calendario que se seguirá de cara a materializar una gran movilización.

Moción unánime

Precisamente, el pleno municipal del Ayuntamiento de Tarragona aprobó el pasado lunes, por unanimidad, una moción en la que la corporación local exige tanto al Ministerio de Fomento como al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que lleven a cabo las mejoras pendientes en la deteriorada estación de trenes de la ciudad.

Se trata de la primera ocasión en la que el Saló de Plens tira hacia adelante –de forma consensuada– un documento de estas características, después de varios años de infructuosa espera para que el Gobierno Central ejecutara la segunda fase de la remodelación del espacio, que está valorada en unos 15,5 millones de euros.

Hasta la fecha, Adif tan solo ha llevado a cabo la primera fase de las actuaciones, que consistieron en una inversión de 1,5 millones de euros en el arreglo del hall de entrada y la instalación de accesos para personas con movilidad reducida. La segunda fase de las intervenciones prevé la construcción de una pasarela para conectar la instalación con el Passeig Marítim, así como una mejora de los andenes y de la movilidad. En este sentido, la reforma prevé la ubicación de ascensores.

«Queríamos esperar a tener este documento aprobado con el apoyo de todos los partidos. Nuestra idea ahora sería transformar este texto en un manifiesto ciudadano y organizar una recogida masiva de firmas, ya que se trata de una movilización que deben liderar los ciudadanos», indicó Ballesteros, quien espera que el encuentro del próximo miércoles «sea sólo el primer paso para montar una gran protesta ciudadana». El máximo responsable municipal aseguró, asimismo, que la corporación local activará, de forma paralela, la vía legal para «paralizar el proyecto del tercer raíl mientras no se acepten las peticiones de la ciudad».

‘Incumple la ley’

Asimismo, y según consta en la moción aprobada por el Saló de Plens, el Consistorio hará un especial hincapie en las barreras arquitectónicas que aún tiene la instalación, que entró en funcionamiento en 1856. Por ello, los técnicos municipales ya han iniciado el estudio, que podría ponerse en manos de la justicia ordinaria, para que fueran los tribunales los que determinaran si debe cerrarse, o no, el equipamiento.

En el texto, los grupos municipales del PSC, CiU, PP e ICV instan al ejecutivo central a «resolver de forma urgente y prioritaria» los problemas de accesibilidad de la actual estación, mediante una intervención que signifique un «abordaje y la eliminación de las barreras arquitectónicas para dar cumplimiento a los principios de accesibilidad universal». En este sentido, la moción recuerda que el equipamiento situado en la Part Baixa desde mediados del siglo XIX «no cumple con la legislación vigente», por lo que se exigen las mejoras para «incrementar la seguridad de los usuarios».

Asimismo, el documento también insta a Madrid para que la implantación del ancho europeo «se aproveche para recentralizar el paso de los trenes regionales de velocidad alta, los trenes de mediana distancia y los de alta velocidad de larga distancia por el centro de Tarragona».

Paralelamente, el texto exige al Ministerio de Fomento «que garantice una conexión rápida –de unos 40 minutos– con Barcelona desde la estación de Tarragona, con trenes de velocidad rápida, igual que ya tienen Lleida y Girona», a la vez que solicita a la Generalitat que «potencie el servicio de cercanías y su calidad para poder dar una mejor respuesta tanto a la ciudad como al territorio».

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También