Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bárcenas: 'No me arrepiento de nada y volvería a actuar absolutamente igual'

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha afirmado que no se arrepiente de nada de lo que hizo antes de entrar en prisión hace casi 19 meses y que 'volvería a actuar absolutamente igual', ya que 'hay que saber asumir las consecuencias de las decisiones que uno toma, sean equivocadas o el tiempo te diga que sean equivocadas'
Whatsapp

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha afirmado que no se arrepiente de nada de lo que hizo antes de entrar en prisión hace casi 19 meses y que "volvería a actuar absolutamente igual", ya que "hay que saber asumir las consecuencias de las decisiones que uno toma, sean equivocadas o el tiempo te diga que sean equivocadas".

A su salida esta noche de la prisión de Soto del Real tras pagar su fianza de 200.000 euros y después de pasar 573 días ingresado por su imputación en el caso Gürtel, Bárcenas ha dicho que si bien sigue pensando que el Partido Popular es el que "debe gobernar España", no está de acuerdo con determinadas personas de esa formación.

"Otra cosa es que tenga cierta discrepancia con ciertas personas que no se han comportado como yo entiendo que se debían de comportar, porque las responsabilidades las tenemos que asumir todos, y la parte alícuota de mi responsabilidad la asumiré como la he asumido siempre", ha incidido.

Preguntado por si ha echado en falta a alguien durante su tiempo en prisión, ha respondido que "en absoluto". "Los que tenían que estar han estado y siguen estando y en ese sentido no he tenido ningún desencanto", ha apuntado, y más adelante, preguntado por el trato que le ha dado el PP, ha dicho: "La vida es así, no es una cuestión del PP sino de la vida misma".

Bárcenas ha asegurado que tiene "las ideas muy claras" de por qué entró en la prisión, pero ha agregado que "ya habrá ocasiones más adelante" de explicarlas.

Respecto a su estancia en prisión, ha dicho que "no ha habido ningún momento duro", sin contar, ha señalado, la "persecución" a la que le ha "sometido" Instituciones Penitenciarias dentro de la cárcel de Soto del Real.

"No es que haya tenido trato de favor, sino que he tenido todo lo contrario, de desfavor", y en todo caso, ha añadido, ha sido dentro del centro "una persona más, como debe ser".

Con pantalón gris, americana azul, jersey rojo y corbata, acompañado de su hijo y entre una nube de periodistas que le esperaban desde primeras horas del día a las puertas de la prisión, un Bárcenas relajado incluso ha preguntado en alto si el móvil que sonaba en un momento de la declaración era el suyo.

Acto seguido, ha hecho un gesto con la mano y ha explicado que había prometido a sus compañeros de la prisión que "haría algo así" y que quería decir "el edificio número 4", que es donde ha estado recluido este tiempo.

Acerca de los internos, ha dicho que el trato con ellos ha sido "espléndido en todo momento" y que en la prisión ha conocido "a personas que merece la pena conocer".

El extesorero ha dicho que él manejó la contabilidad B del PP durante su época en el partido y ha reiterado que los documentos en los que la plasmó "son rigurosamente ciertos".

"Tanto el señor Lapuerta como yo éramos los responsables", ha añadido.

Bárcenas ha puntualizado en su defensa que los delitos de los que se les acusa en una pieza del caso Gürtel, en la que se enfrenta a una petición fiscal de 42 años de cárcel, "no se corresponden con ningún tipo penal con que está comprendida la corrupción", ya que no se trata ni de cohecho, prevaricación o tráfico de influencias.

También ha tenido unas palabras para su abogado Javier Gómez de Liaño, que el pasado lunes renunció a representarle tras una entrevista concedida al diario ABC, y ha dicho que le hubiera gustado que siguiera siendo su letrado.

De él, ha afirmado, tiene una "excelente opinión" tanto en el ámbito jurídico como en el terreno humano, y le ha agradecido el tiempo que "ha perdido" yendo a visitarle a la cárcel, en ocasiones en domingo y siguiendo la obligación de atender al que "sufre".

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También