Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noticias Vaticano

Benedicto XVI pide que le borren del libro sobre el celibato

El volumen hace una advertencia a Francisco sobre el acceso al sacerdocio de hombres casados

DARÍO MENOR

Whatsapp
Benedicto XVI pide que le borren del libro sobre el celibato

Benedicto XVI pide que le borren del libro sobre el celibato

El culebrón vaticano por la publicación de un libro en defensa del celibato sacerdotal supuestamente escrito por Benedicto XVI y por el cardenal guineano Robert Sarah, referente del sector eclesial contrario al papa Francisco, tuvo ayer un nuevo capítulo. El purpurado guineano anunció que el Papa emérito, de 92 años, ya no aparecerá como coautor del volumen después de que éste se lo pidiera por boca de su secretario personal, el arzobispo Georg Gänswein, debido a la polémica generada desde que el diario francés Le Figaro adelantó el domingo parte de su contenido.

El libro llega hoy miércoles a las librerías en Francia (en febrero será editado en inglés) cuando está a punto de publicarse un texto magisterial de Francisco en el que se espera que se pronuncie sobre la ordenación sacerdotal de hombres casados en zonas remotas de la Amazonía, como aprobaron en el documento final la mayoría de los participantes en el Sínodo celebrado en Roma el pasado octubre. Esta posibilidad es rechazada por los fieles más conservadores, pues temen que se trate de un primer paso para acabar con el celibato sacerdotal obligatorio que existe hoy en la Iglesia católica de rito latino.

La polémica que se ha vivido estos últimos tres días por la próxima publicación de Desde lo más profundo de nuestros corazones (Fayard), que se presentaba como si hubiera sido escrito a cuatro manos por Benedicto XVI y por Sarah y con las fotos de ambos en la portada, ha demostrado que la realidad vaticana supera la imaginación de los guionistas de películas que se inspiran en la convivencia entre los dos papas.

El folletín vaticano tuvo ayer un giro inesperado cuando Gänswein, histórico secretario personal de Benedicto XVI, telefoneó a Sarah para pedirle que contactara con los editores del libro a fin de que retiren el nombre del Papa emérito como coautor del volumen, y también de la introducción y la conclusión, que ambos firman a cuatro manos. También debía eliminarse de la portada la foto de Ratzinger, que sólo aparecerá como autor del artículo que elaboró personalmente, no así de las otras partes escritas por Sarah y con las que sólo habría colaborado parcialmente.

El guineano, ‘ministro’ en la Curia romana encargado de la liturgia, aceptó la petición de Gänswein. En las próximas ediciones el libro se publicará presentándole a él como autor y «con la contribución de Benedicto XVI». No habrá cambios en el texto. El cardenal cedió en el punto de la autoría, pero rechazó las informaciones que señalaban que Ratzinger no había escrito el libro a cuatro manos ni tampoco vio ni autorizó la portada. «Benedicto XVI sabía que nuestro proyecto tomaría la forma de un libro», se defendió Sarah en un comunicado, en el que afirmó que, el 19 de noviembre, le envió al Papa emérito el «manuscrito completo» del libro, incluyendo «la portada, una introducción y una conclusión comunes, el texto de Benedicto XVI y mi propio texto». El anterior pontífice le habría comunicado días después que el texto podía ser publicado «en la forma prevista por usted». Sarah concluyó su defensa anunciando que perdonaba «a todos los que me han calumniado y quieren ponerme en contra del papa Francisco. Mi unión a Benedicto XVI sigue intacta y mi obediencia filial a Francisco es absoluta».

Temas

Comentarios

Lea También