Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bruixes de Burriac, oferta culinaria singular y variada

Liderado por Jaume Drudis, el local apuesta por una cocina tradicional de vanguardia
Whatsapp
Imagen de una sala del restaurante Bruixes de Burriac con una decoración exquisita. Foto: Hotel Gran Claustre

Imagen de una sala del restaurante Bruixes de Burriac con una decoración exquisita. Foto: Hotel Gran Claustre

Altafulla esconde entrañables lugares de interés. Ubicado en el centro de la villa medieval se encuentra el restaurante Bruixes de Burriac, una oferta gastronómica y de turismo muy singular en el territorio. El establecimiento culinario forma parte del hotel Gran Claustre y la combinación de la oferta hotelera con la gastronómica lo hace un punto de gran atracción turística. Desde que el chef Jaume Drudis se incorporó hace ya casi dos años al restaurante, la cocina de Bruixes de Burriac gira en torno a la cocina tradicional catalana de vanguardia. Les gusta trabajar con el concepto de productos de Kilómetro Cero y productos de temporada. Este concepto es muy fácil de aplicar y entender en un pueblo donde los productos marineros, de montaña y huerta están al alcance de la mano. Al toque tradicional hay que añadir las influencias técnicas de la cocina francesa y alemana adquiridas por Drudis durante sus estancias en estos países.

La transformación de los platos caseros y convencionales se nota en la ligereza de los platos y sus calorías, sin perder el sabor y la esencia. Este equilibrio permite al cliente disfrutar de unos platos saludables y apetitosos pero no copiosos.

 

Menús y carta

Bruixes de Burriac ofrece un amplio abanico de ofertas gastronómicas y esto se debe, especialmente, a su condición de restaurante hotelero. Disponen de un menú básico, que varía cada mes en función del producto de temporada. Dispone de tres entrantes a escoger, tres platos principales también a elegir y lo mismo sucede con el postre. Va acompañado de un maridaje y un café, por el precio de 29 euros. Desde hace poco, han añadido otro menú para promocionar los platos caseros, para aquel que desee volver a las raíces. Se trata del menú de platos de cuchara, una edición de mediodía con un precio de 25 euros. Incluye un entrante fresco, el plato de cuchara, como pueden ser unos callos, un arroz de conejo y caracoles o unos pies de cerdo. Viene acompañado de un postre y un maridaje.

No pueden faltar, tampoco, ni los platos a la carta ni el menú degustación. De la carta destacan ahora los platos de verduras como una cassoleta de 10 verduras y cinco hierbas aromáticas o una ensalada de salmonete con remolacha. Por lo que al menú degustación se refiere, las posibilidades son variadas.

Des de 40 euros uno puede disfrutar del menú básico de 9 platos a menús más especializados para disfrutar en familia, con amigos o cenas de empresa. Además, siempre piensan en la estacionalidad y el calendario festivo y adaptan sus ofertas como por ejemplo este fin de semana con su pack de San Valentín.

Bruixes de Burriac es una oferta exquisita y singular en el territorio, muy comprometido con el cliente y un trato especial de su servicio.

Temas

  • GASTRONOMÍA

Comentarios

Lea También