Más de Noticias

CTAIMA se apresta a ser global

Tras aumentar un 45% su facturación e incrementar su plantilla en 23 personas el año pasado, la empresa tarraconense quiere dar el salto internacional

Núria Pérez

Whatsapp
La empresa amplió en 23 personas su plantilla el año pasado y prevé superar los 130 en 2020. Foto: lluís milián

La empresa amplió en 23 personas su plantilla el año pasado y prevé superar los 130 en 2020. Foto: lluís milián

El pasado mes de enero, el equipo de CTAIMA volvió a mudarse a unas oficinas más grandes. Sin moverse de Tarragona, ha invertido 170.000 euros en unas instalaciones en la Vall de l’Arrabassada acordes con el crecimiento experimentado en el último año por esta consultora de base tecnológica que ofrece soluciones y servicios para la optimización de procesos empresariales en las áreas de prevención de riesgos, medio ambiente, seguridad, calidad o el legal compliance de sus negocios

La compañía cerró 2016 como uno de los mejores ejercicios de sus trece años de historia con un aumento de la facturación de cerca de un 45% respecto a 2015 y con un incremento de su plantilla de 23 personas, con lo que está a punto de alcanzar los 70 trabajadores.

Un crecimiento que Iolanda Gatell relaciona con varios factores y no uno únicamente. Por un lado, el boca-oreja de sus propios clientes, que ha sido uno de sus principales aliados estos años. Según Gatell, «no ha sido fácil entrar en grandes empresas como Mango, Desigual, Adidas, Bridgestone, Florette, Tous, Ricoh, el Hotel Majestic Barcelona o Valls Companys, por citar algunos ejemplos de clientes incorporados en el último año pero una vez lo has hecho acostumbran a ser muy fieles porque valoran que nuestros servicios y know how en áreas que no son de su core business les aportan valor». Lo que explica que al comenzar el año tienen un 75% de clientes recurrentes asegurados.

En segundo lugar, que en estos años, la empresa se ha consolidado como consultora de referencia con sus software de gestión para sectores productivos tan complejos como la química, la automoción, la energía, la farmacia, la alimentación o la logística con marcas tan reputadas entre sus clientes como Repsol, Mercedes-Benz, Seat, Coca Cola, Nestlé o el Ministerio de Defensa.

Por último, los frutos de su labor comercial. Hasta hace poco la empresa no disponía de una estructura de gran empresa con departamentos diferenciados y buena parte de las principales funciones las centralizaba la fundadora Iolanda Gatell, pero desde el año pasado tienen cinco direcciones departamentales: la comercial, la de operaciones, la informática, la de innovacion y la de recursos humanos, y han empezado a notarse los efectos de la estrategia de ventas.

Sus objetivos no se detienen ahí. CTAIMA acaba de diseñar su plan estratégico 2017-2020 con el que prevén doblar la cifra de negocio en cuatro años y pasar de los 5 millones de euros de facturación que prevén alcanzar este año a los 10. Para ello, trabajarán en diferentes ámbitos. Por un lado, en consolidarse en el mercado español. Por otro, en dar el salto internacional. La consultora abrió mercado el año pasado en Andorra y Costa Rica, completando así la implantación internacional que había iniciado y que la ubicaba ya en nueve países: Alemania, Argelia, Italia, Chile, Portugal y Reino Unido. Pero su intención es seguir creciendo en Europa con una estrategia propia y no como había sucedido hasta ahora, gracias en parte a sus clientes.

Además, la empresa no descarta alianzas estratégicas con partners tecnológicos e incluso adquirir empresas o participar en el capital de compañías que puedan resultar interesantes.

Todo ello implicará también la incorporaciópn de más personal. Según los cálculos de la empresa, se podrían alcanzar entre los 130 y los 160 profesionales tanto titulados universitarios como titulados de FP en prevención de riesgos laborales. De hecho, CTAIMA ha abierto una línea de incorporación de mandos intermedios jóvenes con un instituto de la ciudad.

Todo ello sin descuidar las nuevas tecnologías, la evolución del Internet of things y el legal compliance.

La empresa fue pionera en su momento tanto en el diseño de soluciones informáticas personalizadas para la gestión de procesos empresariales como en la utilización de la nube (cloud) para guardar los datos de sus clientes y de ofrecer el sofwarse as a service (SaaS) a las compañías y que éstas no tuvieran que adquirirlo. Y su intención es no dejar de serlo y estar muy atentos a las necesidades de las empresas en función de los cambios normativos.

Para ofrecer un mejor servicio, el grupo se ha estructurado en tres empresas: CTAIMA Outsourcing & Consulting, más dedicada a la consultoría de base tecnológica; Document Control Solucions, especializada en la validación de documentos y Extrínseca SL, que agrupa al personal técnico de apoyo in company (en los clientes).

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También