Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cae el primer cargo de Volkswagen por las pruebas con monos

Un responsable de relaciones institucionales, apartado hasta que los hechos se esclarezcan
 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de Thomas Steg. foto:efe

Imagen de Thomas Steg. foto:efe

El escándalo de las pruebas de algunos fabricantes de automóviles alemanes, que habrían experimentado con humanos y monos los efectos de los gases contaminantes de sus vehículos, se ha cobrado la primera víctima corporativa con la suspensión de un alto ejecutivo de Volkswagen, Thomas Steg, por el papel que él mismo ha reconocido en la organización de estos test en la corporación.

El directivo ha sido apartado de su cargo «hasta que los hechos se esclarezcan», según Volkswagen. Steg dijo haber impedido que las pruebas se realizaran con personas, y sólo se desarrollaran con animales.

«Este estudio nunca debería haberse realizado, con humanos o con monos», admitió

«Lo lamento realmente», indicó ya como exresponsable de relaciones institucionales del grupo. El director general del grupo, Matthias Müller, también se vio obligado a romper su silencio al calificar de «repugnantes» estos ensayos, que datan de 2014. 

El caso salió a la luz el lunes, después de que varios diarios internacionales revelaran las pruebas que tanto Volkswagen como Daimler, BMW y el fabricante de equipos electrónicos Bosch habían realizado con 25 personas a las que les hizo inhalar dióxido de nitrógeno para determinar los efectos nocivos del diésel en los seres vivos.

Y lo hizo tras el escándalo anterior motivado por la manipulación de los motores para evitar que las autoridades detectaran mayores niveles de contaminación en condiciones normales de conducción.

Ante esta situación, el gobierno alemán denunció estos experimentos «injustificables desde el punto de vista ético»

Y también anunció que convocará a los fabricantes ante la comisión de investigación encargada del dieselgate para que indague sobre esas acusaciones.

Desde la Comisión Europea, el portavoz del ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, afirmó estar «impactado». La comisaria europea de Industria, Elzbieta Bienkowska, tachó el caso de «poco ético e inaceptable».

Comentarios

Lea También