Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Casi seis millones de trabajadores están por debajo del salario mínimo

El 40% de contratos fijos son a tiempo parcial mientras desaparecen 869.000 ocupados a tiempo completo desde 2011

Amparo Estrada

Whatsapp
La ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez (izq), conversa con Soraya Sáenz de Santamaría. Foto: Efe

La ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez (izq), conversa con Soraya Sáenz de Santamaría. Foto: Efe

Se cumplen cuatro años de reforma laboral –el decreto ley de medidas urgentes se aprobó el 10 de febrero de 2012– y la situación del mercado de trabajo actual muestra un deterioro en la calidad del empleo, sobre todo para los nuevos contratados, con más temporalidad, más tiempo parcial y salarios más bajos.

No obstante, resulta difícil deslindar qué parte se debe a la crisis y qué parte a la reforma laboral. UGT ha realizado un informe de balance de estos cuatro años en el que concluye que la reforma laboral no ha generado empleo ni ha reducido el paro. Por el contrario, según el sindicato, se han precarizado las condiciones laborales con contratos menos estables y peor remunerados, donde se ha intensificado la temporalidad y la parcialidad involuntaria.

Como consecuencia el 35% de los asalariados, alrededor de 5,9 millones de trabajadores, cobra menos del salario mínimo interprofesional (SMI), según los últimos datos de la Agencia Tributaria, que corresponden al año 2014. En 2009, ese porcentaje era del 27% de los asalariados. Esto se produce básicamente porque hay más personas trabajando a tiempo parcial, aunque España sigue estando en este tipo de ocupación por debajo de los países europeos.

Lo preocupante es que el 62% de esos trabajadores querrían tener un empleo a tiempo completo, es decir, que es una parcialidad involuntaria, mientras que entre nuestros socios europeos la mayoría de los trabajos a tiempo parcial son buscados así por quienes los realizan. A finales de 2015, en España, un 40,6% de los contratos indefinidos y un 32,5% de los temporales eran a jornada parcial.

Entre el cuarto trimestre de 2011 –que fue el último antes de aprobarse la reforma laboral– y el cuarto trimestre de 2015, el número de ocupados ha descendido en 58.800 personas, una caída del 0,3%. Si se compara en medias anuales, el empleo ha disminuído en más de medio millón de personas. Durante 2012 y 2013 se produce una intensa destrucción de empleo, que empieza a revertirse a partir de 2014 con la llegada de la recuperación. Pero no en todos los niveles por igual. Han desaparecido 869.000 ocupados a tiempo completo mientras los trabajadores a tiempo parcial han aumentado en 314.000 respecto a los que había en 2011 (en media anual).

Los dos colectivos que más han sufrido la pérdida de empleo son los jóvenes (trabajan 163.000 menos que en 2011) y los extranjeros (hay 391.000 menos).

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También